Xochimilco, pueblo de colores y tradiciones

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.
Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Xochimilco significa en lengua náhuatl “campo de flores”. Está situado en el sur de la Ciudad de México y a día de hoy sigue conservando todo su encanto. Dar un paseo a través de sus canales en  una de sus bonitas trajineras (embarcaciones tradicionales hechas de madera y adornadas con flores) agradará y fascinará a cualquier visitante. Mientras vas en tu trajinera disfrutando de los canales, otras se te acercarán para ofrecerte multitud de antojitos mexicanos, bebidas, artesanías, flores cultivadas en Xochimilco o algo que llamará mucho la atención a los turistas, grupos de mariachis o norteños te ofrecerán contratar su música para hacer todavía más divertido y agradable el paseo. Como curiosidad, te darás cuenta que todas las trajineras tienen nombre de mujer, siendo Lupita uno de los más populares.

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Paseando por los canales de Xochimilco podremos observar las conocidas chinampas, pequeñas islas que construyeron los antiguos habitantes de Xochimilco para cultivar hortalizas y flores, un buen ejemplo de cómo se puede cultivar en condiciones poco favorables. Una de las chinampas más conocidas y curiosas es la que se conoce como Islas de las Muñecas, llamada así porque el dueño colgó en cañas y árboles multitud de muñecas con la finalidad de ahuyentar a los malos espíritus.

Xochimilco es uno de los tantos ejemplos de que gran parte de las tradiciones y costumbres prehispánicas siguen muy vivas. Sus trajineras, canales y chinampas, su ambiente festivo y alegre, hacen de este lugar una puerta abierta al pasado y que se debe de conservar. Todo esto logró que en el año 1987 Xochimilco fuese declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Isla de las Muñecas de Xochimilco, Ciudad de México.

Isla de las Muñecas de Xochimilco, Ciudad de México.

Los orígenes de Xochimilco se remontan a la época prehispánica cuando esta zona era muy poblada por diferentes grupos indígenas. Posteriormente, llego a este lugar la tribu xochimilca que estableció pequeñas aldeas que con los años se convirtieron en pueblos que perduran hasta nuestros tiempos y que actualmente pertenecen a la Ciudad de México.

La actividad principal de estas aldeas era la agricultura, cultivándose entre otras cosas maíz, chile o frijol.  Estos cultivos fueron posibles por medio de las chinampas, porciones de tierra que se construyeron con sieno y limo, ancladas a la tierra por medio de raíces de ahuejotes (árbol típico de la zona de Xochimilco).

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Xochimilco tuvo algunos privilegios durante la época del Virreinato, ya que apoyó a la Corona Española y tuvo buena aceptación la religión católica, que como en muchas pares de México, se mezcló con tradiciones y costumbres indígenas, creando un mestizaje que todavía sigue vivo en muchos lugares del país. Un claro ejemplo lo podemos ver en las distintas celebraciones que se hacen en Xochimilco, entre ellas la fiesta del Niñopa una tradición que tiene más de 400 años y sigue muy vigente entre los xochimilcos.

El Valle de México estaba cubierto por un gran lago, que fue desapareciendo poco a poco por la despreocupación de sus habitantes, además de para evitar inundaciones. Por este motivo las trajineras que antaño partían de Xochimilco hasta el Centro Histórico de la ciudad, dejaron de hacerlo limitando su espacio para navegar, hasta llegar al pequeño espacio que es el lago de Xochimilco, convirtiéndose en nuestros días en un bonito recuerdo de lo que fue en otros tiempos pasados, una forma de comunicarse entre los lagos y canales que poblaban toda la zona que actualmente es la Ciudad de México.

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Trajineras en Xochimilco, Ciudad de México.

Una buena recomendación es acudir a Xochimilco durante los meses de octubre y noviembre para ver el espectáculo nocturno que cuenta la leyenda prehispánica de La Llorona, representada en un espacio natural entre los canales y chinampas del lago. Una historia de amor, traición y ambición que fusiona la danza tradicional, la música y el teatro. Todo esto visto desde una trajinera y a la luz de la luna llena, un show  que nadie puede perderse por su contexto, interés cultural, artístico e histórico.

Xochimilco es una visita obligatoria para turistas o defeños, celebrar cualquier evento con tus amigos o familia, divertirse y disfrutar entre sus canales a bordo de las tradicionales trajineras, pasear entre las aguas del lago y vivir una fiesta en la que se mezcla la naturaleza, la música, el colorido de sus tradiciones y la alegría de su gente.

Mariachis en Xochimilco, Ciudad de México.

Mariachis en Xochimilco, Ciudad de México.

Fotografía: Antonio Muñoz Hernández.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *