Xilitla, dónde la naturaleza se mezcla con el surrealismo

Jardín escultórico Las Pozas. La Escalera al Cielo.
Jardín escultórico Las Pozas. La Escalera al Cielo.

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla). La Escalera al Cielo.

Xilitla es una pequeña población situada en la Huasteca Potosina, en el corazón de México. En este pequeño pueblo con bonitas plazas y elegantes casas se puede sentir nada más llegar su gran humedad debido a la frondosa vegetación que lo rodea. Como curiosidad contaros que Xilitla significa el lugar de los caracoles y se encuentra en la última selva al norte de todo el continente americano

Paseando por sus calles podemos darnos cuenta rápidamente de la tradición cafetera que rodea toda la zona, así que no podéis iros de allí sin probar un buen café caliente o alguno de sus licores artesanos hechos a base de café.

Todo el paraje natural que rodea Xilitla lo hace ideal para el turismo de aventura y ecoturismo, sin embargo la fama de lugar mágico y con mucho misticismo es gracias a Las Pozas, un jardín escultórico surrealista único en el mundo en el que la selva se mezcla con formas y espacios muy caprichosos que harán desatar tu imaginación a límites que nunca habías conocido.

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla). Detalle de El Camino de las 7 Serpientes.

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla). Detalle de El Camino de las 7 Serpientes.

Os preguntareis: ¿porque hay un espacio así en medio de la selva? Todo eso se lo debemos al escocés Edward James, que a la edad de 5 años heredó una gran fortuna tras la muerte de su padre. Durante toda su juventud fue atraído por diferentes corrientes artísticas llegando a ser mecenas de los pintores surrealistas Rene Magritte y Salvador Dalí entre 1936 y 1938. En el año 1944, después de estallar la Segunda Guerra Mundial, James visita México más concretamente Cuernavaca, allí conoce a la pintora surrealista de origen inglés Leonora Carrington y a Plutarco Gastélum, al que contrataría como su guía en México. El año siguiente, visitaron Xilitla por una recomendación, quedando maravillados al ver toda su vegetación. Desde ese momento Edward James decidió comprar una parte de esa selva para crear lo que sería su lugar de descanso. Entre 1960 y 1970 fue construyendo este jardín surrealista en el que James puso toda su fortuna, tiempo y esfuerzo, creando figuras oníricas, caminos laberínticos, esculturas surrealistas o escaleras que te llevaban a ninguna parte. Sobre todas estas construcciones destacamos dos que quizás sean las más impresionantes “La escalera al cielo” y “El camino de las 7 serpientes”, en la que se representa los 7 pecados capitales.

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla).

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla).

El proceso de construcción fue largo y tedioso, primero se construyeron moldes en madera para después rellenarlos de cemento y formar “el rompecabezas” que solo una mente como la de James podría crear.

En 1984 Edward James muere en San Remo (Italia), heredando todo el jardín Plutarco Gastelum, que anteriormente había sido adoptado como hijo. Pero no fue hasta el año 2007 en el que la Fundación Pedro y Elena Hernández, la empresa Cemex y el gobierno de San Luis Potosí compran el jardín, restaurándolo y dando la oportunidad al público de conocer y disfrutar algo que hasta hace pocos años había sido privado.

Cuando lleguen a Xilitla pueden hospedarse en el pueblo disfrutando de mayor comodidad o alojarse en algunas de las cabañas que se encuentran a 5 minutos caminando de la entrada al Jardín. Y si tienen tiempo no pueden perderse muy cerca de allí el amanecer en el Sótano de las Golondrinas, una cueva de más de 300 metros de profundidad en la que a cierta hora de la mañana salen de golpe miles de “golondrinas” (realmente son vencejos) creando un momento espectacular que nos brinda la naturaleza digno de los mejores documentales.

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla).

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla).

Lo que si será imprescindible para todos los viajeros que pasen cerca de la Huasteca Potosina es visitar Las Pozas, mínimo recomiendo pasar un día entero disfrutando de sus cascadas, de su agua cristalina y fría, y como no, de perderte en un espacio mágico y fantástico sintiendo su misticismo caminando a través de lugares inverosímiles que desafían al tiempo y al espacio, un lugar único en el mundo que recreó una mente prodigiosa como la de Edward James y que desde hace unos años podemos está abierto al público para el disfrute de todos, ¡no te lo pierdas!

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla).

Jardín escultórico Las Pozas (Xilitla).

Fotografía: Antonio Muñoz Hernández.