Woody Allen: Genio, sin más.

woody allen

woody allen

“Yo no quería ser Bogart, tampoco quería ser John Wayne. Yo sólo quería ser el capullo de la clase, quería ser ese chico con gafas que nunca consigue a la chica, pero que es divertido y cae bien a todo el mundo”- Woody Allen.

<<-Y andaba yo, por un camino perdido en la oscuridad,y  a través de una sombra que asomaba por los cortinajes aterciopelados, descubriendo como fin, una gran pantalla tras el cálido color de aquellos ropajes colgado de los techos, caer, sin más, entrelazadas por dos sogas de color oro, y dejándose entrever tal maquinária cinematográficas, con ruido, algo de polvo, y una garrafa de aceite para engrasar, tipo tamaño industrial. Cual fue mi sorpresa, que desde esa máquina gigante, con ruedas y papeles transparentes, y una enorme luz, creo que un foco, comenzó a proyectar imágenes de otros individuos haciéndo reír, llorar, sollozar, suspirar…->>

Perdonad, perdonad. Ando dormido. Creo que estaba soñando. Nada, que me  acabo de despertar y creo haber estado soñando con algo sobre cine, o algo similar. Un café. Seguimos.

Ya que ando amodorrado, como si hubiera estado anestesiado quizá, os confesaré algo entre el olor a café y la cucharilla. Me encanta Woody Allen, sí. Juraría que últimamente, a sus 80 años recién cumplidos este maestro del cine, es algo inimitable como tantos otros directores y actores. Pero Woody, es imprescindible tenerlo en casa, en esa filmoteca que tenemos todos en un rinconcito de casa; aunque hay a mucha gente que quizá no le agrade como dirige u actúa.

Woody Allen, conocido así artísticamente, su nombre real es Allan Stewart Königsberg, nacido en Brooklyn es un magnífico director, guionista, actor, músico, humorista y escritor estadounidense. Este señor, es uno de los directores más respetados y prolíficos de nuestra época. Por el año 1969, empezó a producir sobre 45 películas, una cada año, que se dice pronto.

La verdad es que, su magia cinematográfica, viene acompañada e influenciada como comediantes de la talla de Groucho Marx y Bob Hope, a parte de Ingmar Bergman y Federico Fellini como directores europeos. Durante su infancia tocaba el violín, donde después se convertiría en intérprete de clarinete, donde actualmente toca junto a una banda de Jazz, The New Orleans Jazz Band, que esto, le haría un empujón al elegir las bandas sonoras de sus películas.

Sinceramente, es algo extraño, que quién iba a decir, que este personaje con tan sólo 3 años de edad, su madre lo llevó a ver “Blancanieves y los siete enanitos”, que fué tanto la emoción que le produjo, que fue hasta la pantalla a tocarlos. Más adelante, fue internado en una “escuela para maestros con trastornos mentales” según él, siendo realmente una escuela pública de Nueva York. Y luego mirad, todo un lujo ver como este se convirtió, del cisne negro, al cisne glamuroso del cine. Espectacular.

Woody Allen, siempre se consideró un gran humorista, con sólo 16 años, asociado a otros comediantes. Realmente, tomó su nombre astístico a los 17 años, donde comenzó a trabajar de director de sus espectáculos en una de las cadenas importantes de hoteles en Nueva York, donde se encontraba el gran humorista también Jerry Lewis. Más tarde, empezó a enviar chistes a algunos columnistas de periódicos de su ciudad natal. Cuánto hizo con tan poca edad, ya que un agente de prensa, Gene Shefrin, por aquel entonces se interesó por él.

Woody Allen: Magestuoso en toda regla sobre cine “neuro-humorístico”

Casi en los años 60, se metería en la universidad a cursar Producción cinematográfica, aunque no iba mucho a las clases teóricas. Parecía que estaba ya “de vuelta” y lo sabía todo. Aún así, acabó su carrera con pésimas calificaciones, y eso que un profesor de universidad, le llegó a decir con palabras textuales: –“No eres material de Universidad”– Me dicen eso, y yo, me desmorono, sinceramente. Después de esto, fué al psiquiatra. Y así fue como Woody Allen, en sus películas ha mostrado el psicoanálisis como una disciplina, en la que, él mismo está de hecho interesado a día de hoy. Pero el siguió hasta poner su semilla en este mundillo tan enorme y grandioso, como es el del cine, las grandes y pequeñas pantallas, y todos los efectos que tiene.

Es cuando Woody, en el año 1968 rueda su primera película completamente escrita y dirigida por él, la que actúa como un ladrón, “Toma el dinero y corre”. Le costó que una productora financiara el proyecto, hasta que una de las grandes por aquel entonces, Palomar Pictures, lo apoyó. Para que esta , después se desilusionara, el film obtuvo un gran éxito.

Pero es cuando en el año 1977, tras filmar “El dormilón” y “Lover and Death”, obtiene su premio Óscar, con “Annie Hall”. Un dato curioso, cuando fue a recoger el Óscar, no acudió a la gala, ya que se había olvidado por completo de la ceremonia, quedándose tocando el clarinete ese día donde a partir de aquel momento, es cuando Woody Allen alcanza el éxito como actor y director y guionista, con la realización de películas ambientadas en su entorno, su Manhattan, del cual haría un film con este nombre último, filmado en blanco y negro, con grandes imágenes y tomas, las cual se considera un clásico de la historia del cine.

En el año 2002, obtiene el Prermio Príncipe de Asturias de las Artes, donde en España, precisamente en Oviedo, tiene una estatua en su honor. Sus últimas películas, filmadas en Europa, a parte de la aclamación crítica, especialmente la francesa, rueda en la ciudad condal,  en el año 2007 “Vicky Cristina Barcelona”, con partícipes de actrices y actores como Scarlett Johansson, nuestra Penélope Cruz y su actual marido Javier Bardem, donde se llevaron alguno que otro Óscar y numerosos Premios Goya.

He de decir, que a pesar de ser un majestuoso director de cine, con humor, algo neurótico y una pizca de cinismo en sus películas, tiene controversias, donde Woody Allen, acusado de abuso sexual, por su ex-pareja, la actriz Mia Farrow. Todo el mundo sabe de esto, ya que los hechos ocurrieron en el año 1993  con su hija adoptiva Soon Yi, actualmente mujer de éste, aunque el lo negó frente a la prensa y justicia. Pero “lo cortés no quita lo valiente”, y se merece una ovalada y gigantesca ola por el mérito reconocido en su carrera profesional.

Como humorista, y escritor, menciono uno de sus tantos libros, “Pura Anarquía” en el año 2007 escribió, compuesto por unos 18 cuentos cómicos, donde hace hincapie en la ironía y burlas sobre la cotidianidad. Pero si bien, he de mencionar también, que sus bandas sonoras son espectaculares , incluído a él como músico en casi la mayoría de ellas. Bien, pues con su humor, ironía sarcástica e inteligente trabajos cinematográficos, os dejo con una de sus tantas bandas sonoras y su trailer de su último film en este año, “Irrational Film”, arrasando también como “Magia a la luz de la Luna”, “Medianoche en París” o “Aprendíz de Gigoló” , que desde aquí en Quemarropa Magazine, como siempre, queremos que disfrutéis, y ya de paso, seguiré tomando café mientras lo escucho, a ver si me despejo. Por cierto, felicidades Woody, 80 años muy bien llevados. Amén.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *