¿Un nuevo Keynes?

El economista francés Thomas Piketty
El economista francés Thomas Piketty

El economista francés Thomas Piketty

A la luz de las últimas informaciones económicas acerca del comportamiento del consumidor español parece que la recuperación económica está a la vuelta de la esquina. El despliegue de familias hacia las zonas de turismo en la costa o bien las reservas en zonas del interior y rural hace pensar que se ha perdido el miedo, el pánico hacia una crisis que nos hacía barruntar un futuro muy negro, y una salida del túnel para no se sabía cuándo. Por eso digo que el comportamiento del consumidor ha sorprendido  a todos aquellos analistas que practican la sociología del consumo en la sociedad del bienestar en estos precisos momentos coyunturales. Este optimismo moderado nos lo ha transmitido el propio gabinete de Rajoy, siendo el ministro Guindos uno de los que mayor triunfalismo está proclamando. Todo se fundamenta en una recuperación de la confianza, de la credibilidad en el resultado de las políticas económicas aplicadas durante los dos primeros años de la legislatura. Da la impresión que no vamos a ir a peor, ahora solo queda esperar unos meses para comprobar cómo la economía recupera el pulso, los bancos se abren con prudencia y solvencia. De modo que se abre un periodo de buenas noticias económicas. Yo opino que así será, siempre y cuando el peso de la deuda no nos obligue a dar un paso atrás.

Podemos pensar que todo se debe a un optimismo filtrado a la sociedad, estamos ante unas elecciones europeas, son importantes para este gobierno. Se juega mucho en ellas, son un test vital para comprobar dos cosas, el nivel de abstención y hacia dónde va el voto. A partir del día 26 de mayo, puede que haya un antes y un después políticamente correcto.

Un hito en la historia de las reivindicaciones de los movimientos de izquierda ha sido la a probación de la implantación de la famosa “Tasa Tobin”, hoy denominado impuesto sobre transacciones financieras. Tobin por así llamarse el economista americano y premio Nobel de Economía, James Tobin que fue el impulsor de este impuesto para reducir la volatilidad de los productos financieros. Está todavía por definir qué tipo de transacciones financieras se van considerar sujetas a este impuesto, se prevé que para el año 2015 se recauden unos 640 millones de euros por esta nueva figura impositiva que se le impondrá a los bancos. Veremos qué pasará al final y cuál es el grado de su eficacia recaudatoria y quien controlará esos ingresos y hacia donde se pretende aplicarlos. Al menos 11 países miembros de la Unión Europea ya han decidido aplicarlo a partir de 2015, solo falta matizar el desarrollo legal de su aplicación.

Terminamos haciendo un breve apunte sobre la revolución intelectual que ha causado el lanzamiento de una obra publicada por el economista francés y de formación americana, Thomas Piketty (Paris 1971). Está causando un revuelo extraordinario entre los medios académicos y periodísticos e incluso entre los políticos. Sorprende por la claridad de sus planteamientos y por su total actualidad. El libro lleva por título: “El capital en el siglo XXI”, y  aborda la evolución de la historia de la riqueza y la desigualdad. Como digo, un tema de rabiosa actualidad. Todos los medios especializados en economía, como New York Times, Wall Street Journal, The Economist, etc., así como el economista Paul Krugman no paran de citarlo y escribir artículos para su divulgación internacional. El tema requiere dedicarle más tiempo y espacio, lo iremos desgranando todo ello en las próximas semanas. Es un asunto candente y de mucha actualidad, porque aunque hemos dicho antes, la recuperación es inminente, se han quedado cientos de familias sin trabajo, sin casa y, lo peor sin ilusiones y sin esperanza. Esta crisis ha provocado tremendas situaciones de pobreza y miseria además de los recortes en educación y sanidad. A ver si ahora que podemos tomar una cerveza y salir un puente de vacaciones nos vamos a olvidar de lo que esta crisis originariamente creada por especuladores y banqueros corruptos, ha causado en todos los estratos de la sociedad civil. Thomas Piketty emplea más de 700 páginas y sus gráficos correspondientes para ilustrarnos acerca de la historia de la civilización capitalista con sus crisis y sus secuelas en el reparto de la riqueza y el aumento de las desigualdades económicas y sociales.

Hasta ahora no había causado tanto impacto mediático la obra de un economista. Por eso pienso que a lo mejor hemos encontrado a un nuevo Keynes del siglo XXI. Eso es lo que todos los analistas estaban esperando, la aparición de algún relumbrón de la economía y las finanzas  capaz de analizar y arrojar luz sobre el futuro económico y las posibilidades de salir del hoyo. Estaremos atentos a todo lo que vaya sucediendo con el señor Piketty.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *