Todo lo que no sabías sobre la fiesta de Halloween

 

letras-halloween

Hace alrededor de quince años, esta festividad irrumpió de manera discreta en nuestro país, y parece que se ha convertido en un invitado que vino para quedarse. En España, donde el final de octubre y el inicio de noviembre se vivía de manera más tradicional, dedicando nuestros pensamientos a todos nuestros difuntos, en los países anglosajones tenían una visión totalmente distinta: Halloween. Noche de sustos y de caramelos, de disfraces y de fiesta, de risa y a la vez de miedo.

Pero, antes de todo, ¿qué es Halloween? La palabra en cuestión proviene de la contracción de All Hallows Eve (Víspera de todos los Santos). Tiene otros nombres como “Noche de Brujas” o “Noche de Difuntos” pero esta festividad encuentra sus orígenes en el Samhain celta. Servía como celebración del final de las y era considerada como el Año Nuevo Celta, que comenzaba con una estación oscura. Suponía tanto una transición de un año a otro como un momento de apertura al “otro mundo”. Esta festividad se realizó durante más de tres mil años por los pueblos celtas que había en Europa, hasta la llegada del cristianismo. Fue el Papa Gregorio III quien decidió instaurar esa festividad el día 1 de noviembre, y, aunque en un primer momento la festividad se limitaba a Roma, años más tarde se haría universal.

Calendario celta

 

No sería hasta 1840 cuando se exportaría esa tradición al Nuevo Mundo, concretamente a Estados Unidos y Canadá, donde arraigaría fuertemente. Será aquí donde comenzarán a surgir las jack o’lantern, calabazas talladas y huecas, con una vela dentro. Todo ello se remonta a la leyenda de Jack el Tacaño, quien engañó al diablo y sólo le liberó hasta que éste accedió a no llevarse jamás su alma. Años después, tras la muerte de Jack, no había llevado una vida virtuosa y no podía entrar al Paraíso, pero tampoco podía ser reclamada su alma por el diablo. Para iluminar el camino que recorrería por las noches, Jack vació una calabaza (o un nabo, según dónde se cuente la leyenda) e introdujo dentro un fuego fatuo arrojado a modo de burla por el diablo.Más allá de la leyenda, las calabazas talladas han arraigado tan firmemente en esta tradición que se han convertido en una representación de ésta.

Jack-o'-Lantern_2003-10-31

Pero, ¿qué hay de la actualidad? ¿Sigue Halloween celebrándose por los mismos motivos? ¿Se sabe qué hay tras tanta calabaza, murciélago, zombi y susto? En los países anglosajones es una de las festividades más marcadas, extendiéndose con sus distintas particularidades a Sudamérica, pero manteniendo siempre  como base la extrema unión durante la noche del 31 entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. En lo que nos respecta a España, desde hace no muchos años se celebra de manera repetida Halloween, especialmente a causa de campañas de publicidad e influencias del cine. Sin embargo, en Galicia y sus zonas colindantes donde la influencia gallega es importante (como la región del Bierzo) se celebra de nuevo un Samhain (Samaín si lo adaptamos al castellano) que trata de deshacerse de las influencias norteamericanas. Ello es gracias al profesor López Loureiro, de Cedeira (A Coruña), quien investigó y divulgó la tradición celta, tan presente en el noroeste español. Se realizan exposiciones sobre calabazas esculpidas, y se premia la mejor; se realizan pasacalles llamados “Procesión de las ánimas”, en las que la gente se disfraza. En el resto de localidades gallegas también se ha extendido una celebración más apegada al fin del verano celta que a la conexión con los muertos anglosajona.

Bien sea para celebrar el fin del verano, el comienzo de un año nuevo, la conexión con el mundo de los muertos o, simplemente, para pasar un buen rato, lo que está claro es que Halloween es una festividad que está arraigando cada vez más en España.

¿Y tú, cómo lo ves? ¿Truco o trato?

Happy-Halloween-2013-640x400

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *