Entradas

Típica postal navideña con su árbol de Navidad.

Los mejores destinos en Navidad para hacer una escapada

Típica postal navideña con su árbol de Navidad.

Típica postal navideña con su árbol de Navidad.

Llegan estas fechas y las calles se llenan de luces y gente. Todo el mundo empieza los preparativos para celebrar junto a su familia los días más entrañables de todo el año, la Navidad. Una época ideal para juntarse con la familia y continuar con las tradicionales cenas, comidas, reuniones e infinidad de tradiciones diferentes. Pero para muchos otros, es una época que coincide con el periodo vacacional: que mejor que desconectar de la rutina diaria y poder hacer un viaje para empezar el año con las “pilas cargadas”. Hoy veremos algunos de los destinos en navidad para hacer una escapada diferente e inolvidable:

Leer más

Vista panorámica de la localidad de Jijona (Fuente: Wikipedia).

Jijona, la cuna del turrón

Vista panorámica de la localidad de Jijona (Fuente: Wikipedia).

Vista panorámica de la localidad de Jijona (Fuente: Wikipedia).

Como cada año, diciembre nos trae la Navidad con todo lo que ello conlleva: reuniones familiares, tradiciones, momentos de reflexión y algo muy tradicional que no puede faltar en la mesa de todas las casas, el turrón con denominación de origen de Jijona.

Existen muchos lugares en los que fabrican toda clase de turrones, pero hoy en Quemarropa hablaremos del más tradicional y popular, el que se hace en la localidad alicantina de Jijona (o Xixona). Aquí podemos encontrar sus dos variedades más clásicas:

Turrón de Jijona (o blando)

Masa blanda que se obtiene después de un proceso que consiste en: primeramente moler en unos molinos especiales una mezcla de almendras tostadas, miel y clara de huevo. La masa resultante se somete a una segunda cocción en unos calderos especiales llamados “boixets”, de aquí saldrá una masa homogénea que se pondrá en unos moldes para que se enfrie y repose, en un par de días tendremos listo el turrón de Jijona.

Turrón de Alicante (o duro)

El de Alicante consiste en una masa dura que se obtiene después de un proceso diferente al turrón blando: primero se cuece la miel en una “malaxadora” (olla de doble fondo) batiéndose y añadiendo azúcar, clara de huevo y finalmente trozos de almendras tostadas y peladas. La pasta que se obtiene se mezcla con grandes palas de madera hasta que el maestro turronero vea oportuno. Ahora ya solo faltaría depositar la masa en moldes, cubrirlas de oblea y cortarlas. Al enfriarse ya tendríamos el popular turrón de Alicante. Leer más