Supergrupos: los All Star del rock (II)

Them_Crooked_Vultures_tutupash

(Primera parte)

Electronic

Alineación: Bernard Sumner (Joy Division, New Order), Johnny Marr (The Smiths) y Neil Tennant (Pet Shop Boys).

Si de las cenizas de Joy Division nació New Order, el descanso que los pioneros del synthpop se tomaron en los últimos ochenta tras algunos altibajos musicales (además de por el desgate habitual en las relaciones personales de toda banda longeva) sirvió para que su líder Bernard Sumner sacara a la luz un proyecto paralelo e intermitente junto a la enigmática guitarra ex de los Smith, Johnny Marr. El primer trabajo homónimo de Electronic, con la colaboración puntual de Neil Tenannt de Pet Shop Boys en los coros, supuso un éxito en ventas  que no encontró continuación en los tres siguientes. El proyecto de Sumner no sería el único que nacería en paralelo a New Order. Por ejemplo, en 1997 el bajista Peter Hook también fundaría Monaco, su propia banda junto a David Potts.

Temple of the Dog

Alineación: Chris Cornell (Soundgarden), Stone Gossard (Mother Love Bone, Pearl Jam), Jeff Ament (Mother Love Bone, Pearl Jam), Eddie Vedder (Pearl Jam), Mike McCready (Pearl Jam) y Matt Cameron (Soundgarde, Pearl Jam).

Con la muerte de Andrew Wood, vocalista de Mother Love Bone, nadie podía imaginar que de una desgracia como aquella brotaría la semilla del éxito de una escena tan underground como el grunge. Sobre todo a partir de bandas como Pearl Jam, curiosamente nacida de los restos de aquel infortunio. Pero esa fue otra historia. Antes, sus anteriores compañeros de grupo Stone Gossard y Jeff Ament, junto al íntimo amigo del fallecido Chris Cornell, cantante de Soundgarden e impulsor del proyecto, homenajearon a Wood con la creación de Temple of the Dog, efímera superbanda configurada para un único disco con aires de réquiem. Una propuesta que quedaría completa con los futuros componentes de Pearl Jam: Mike McCready, Matt Cameron y Eddie Vedder, sustituto de Wood como cantante y principal compositor. Inolvidable la emotiva y poderosa carta de despedida grunge, Say hello to heaven. Hemos mencionado a Cornell, quien años más tarde (coincidiendo con el cambio de siglo), aprovecharía el paréntesis de su banda para reunir a tres antiguos miembros de Rage Against the Machine (Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk) alrededor de un nuevo ejemplo de supergrupo: Audioslave.

A Perfect Circle

Alineación: Maynard James Keenan (Tool), Billy Howerdel, Paz Lenchantin (Queens of the Stone Age, Pixies), Troy Van Leeuwen (Queens of the Stone Age) y Tim Alexander (Primus).

Billy Howerdel, quien llevaba años trabajando como sonidista para grupos como Queen, Guns N’Roses, The Smashing Pumpkins o Nine Inch Nails, conoció a Maynard James Keenan durante su experiencia en el equipo técnico de Tool. Allí, ambos labraron una fuerte amistad que desembocó en la formación de una nueva banda en el año 1999, construida sobre las ideas que Howerdel llevaba tiempo desarrollando en su cabeza. Una aventura que mantenía las mismas constantes vitales de Tool, siempre cercanos al metal más sinfónico, angustioso y progresivo. Junto a Howerdel y Keenan, las únicas caras constantes en la trayectoria de A perfect circle, un luminoso desfile de figuras del rock: Paz Lenchantin (Zwan), Tim Alexander (Primus), Josh Freese (The Vandals), Troy Van Leeuwen (Queens of the Stone Age), Jeordie White (Marilyn Manson), Danny Lohner (Nine Inch Nails) o James Iha (The Smashing Pumpkins).

Velvet Revolver

Alineación: Slash (Guns N’Roses), Duff McKagan (Guns N’Roses), Matt Sorum (Guns N’Roses), Dave Kushner (Wasted Youth) y Scott Welland (Stone Temple Pilots).

Tres de los grandes damnificados por el egocentrismo en Guns N’Roses de Axel Rose formaron, a principios del nuevo milenio, Velvet Revolver. Sin embargo, ni Slash, ni Duff McKagan, ni Matt Sorum serían capaces de convencer a Izzy Stradlin (el antiguo líder en la sombra de los norteamericanos) para que se encargase de la guitarra rítmica de la nueva banda, puesto encomendado finalmente a Dave Kushner. Por otro lado, aprovechando la desintegración de Stone Temple Pilots, el puesto de cantante recaería (tras un buen número de audiciones) sobre Scott Welland. La génesis del supergrupo de hard rock estuvo en un concierto benéfico para el batería Randy Castillo, ex de Mötley Crüe y Ozzy Osbourne. El resultado de tan potente proyecto fueron dos discos de estudio: Contraband (2004) y Libertad (2007). A partir de entonces, coincidiendo con la salida de Welland, el resto de sus miembros reemprendieron sus carreras en solitario, si bien no han cesado los rumores sobre un posible reencuentro y la grabación de un tercer disco con un nuevo frontman.

Monsters of Folk

Alineación: Jim James (My Morning Jacket), Conor Oberst (Bright Eyes), M. Ward (She & Him) y Mike Mogis (Bright Eyes, Lullaby for the Working Class).

La tentación es muy fuerte. Sin dudas muchos habrán podido dejarse llevar por la tentación de bautizar a Monster of Folk como los Crosby, Still & Nash del nuevo siglo. Y puede que no les haya faltado razón. Sobre todo si tenemos en cuenta que la reunión repite la constante de unificar a tres de las voces más reconocibles de la actual escena norteamericana (Jim James, Conor Obert y M. Ward) en torno al mismo proyecto de folk acústico (o Americana, como también es conocido el género). Junto al productor Mike Mogis en funciones de hombre orquesta, el embrión de Monster of Folk se formó en una gira conjunta entre las respectivas bandas. Problemas de agenda retrasaron la grabación del esperado álbum hasta 2009. Bienvenida la espera: el resultado arrojó un buen número de excelentes canciones repletas de melodías acústicas, estribillos pegadizos y buenas dosis de experimentación electrónica.

The Good, The Bad & The Queen

Alineación: Damon Albarn (Blur), Simon Tong (The Verve), Paul Simonon (The Clash) y Tony Allen (Africa 70).

TheGood, The Bad & The Queen fue un proyecto concreto para una banda sin nombre (y menudo nombre). En esta ocasión es una antigua estrella del britpop, uno de los hombres de negocios más inteligentes del negocio y especialmente habilidoso a la hora de rodease siempre de la gente adecuada, quien lideraría el proyecto. Hablamos de Damon Albarn claro, quien mostró su interés en seguir explotando los ecos étnicos y la experimentación en la música británica. Junto a él, un compañero de escena (Simon Tong), un precursor del punk (Paul Simonon) y uno de los impulsores del afrobeat (Tony Allen). No fue la primera experiencia experimental del antiguo líder de Blur al margen de los londinenses. Su inquietud le llevó en los noventa a crear la banda virtual Gorillaz, un concepto ecléctico sobre una enorme amalgama de estilos musicales (desde el britpop hasta el hip hop, pasando por la música latina) mano a mano con el diseñador gráfico británico Jamie Hewlett y, como el el caso que aquí nos ocupa, a los manos del afamado productor Danger Mouse.

Them Crooked Vultures

Alineación: Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters), Josh Homme (Queens of the Stone Age) y John Paul Jones (Led Zeppelin).

Terminando la primera década del nuevo milenio resurgiría con fuerza el concepto clásico de supergrupo. La estatura musical de sus componentes aclara la afirmación. El bajista John Paul Jones, leyenda de las que tienen su nombre escrito con mayúsculas en la galaxia de la música popular, asociado a sendas las estrellas del hard rock de las últimas dos décadas y discípulos del sonido de Led Zeppelin: Josh Homme, poniendo la voz y su guitarra al servicio del nuevo proyecto, y Dave Grohl, de vuelta a la batería y no como frontman. A nadie debería extrañarle que el mito de Zeppelin sobrevuele cada una de sus pistas, lo cual no es impedimento para que todo el conjunto suene convincente y espontáneo. El sonido es poderoso y musculado, las melodías abordables y seductoras. Todo un ejercicio vertiginoso de energía y amor por el rock más clásico que dio como resultado un disco homónimo para el trío impulsado por Grohl, quien tras la triste desaparición de Kurt Cobain ya se había reunido con un nutrido grupo de grandes músicos para fundar Foo Fighters.

Atoms for Peace

Alineación: Thom Yorke (Radiohead), Nigel Godrich (Radiohead), Flea (Red Hot Chili Peppers), Joey Waronker (R.E.M) y Mauro Refosco (R.E.M).

Cerramos la lista con una apuesta más experimental si la comparamos, por ejemplo, con el sonido esencial de rock puro de Them Crooked Vultures. Y es que si la propuesta la abandera Thom Yorke difícilmente se podrían esperar menos dosis de vanguardismo. Encomendado a las sabias manos de Nigel Godrich, su productor de confianza, York reclutaría nuevas caras para provocar una nueva vuelta de hoja en su eterna reinvención. Un inconformista capaz de jugarse el tipo en función de lo que le pide el cuerpo y sus constantes impulsos innovadores, no a partir de las expectativas externas o en brazos de la vida contemplativa. Amok, por el momento, es el único trabajo en el estudio de Atoms for Peace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *