Rosseta y el BCE

rosseta01

El tiempo pasa rápido, fugaz. Casi no nos damos cuenta y de repente estamos acercándonos al cierre del ejercicio 2014. Ahora mismo las empresas ya se encuentran realizando balances, cerrando cuentas y sobre todo reflexionando sobre los resultados positivos o negativos que le ha deparado este año castigado por la recesión y la deflación. Son ya siete años que venimos siendo golpeados por la crisis financiera, la escasez de dinero para la financiación de proyectos de inversión, el azote del desempleo, nulas expectativas para los jóvenes que terminan sus estudios y se ven abocados a salir de España, y así un largo etcétera de asuntos nada agradables de resaltar.

Venimos siendo bombardeados también por todo el vertido de basura política, la corrupción se ha instalado cómodamente en todas las instancias políticas de la sociedad española. El problema es cómo insuflar botellas de oxigeno ético, es algo parecido a una epidemia de vicio y corrupción, el virus es omnipresente en todos los rincones de la administración publica central y autonómica, centrales sindicales, patronales, ayuntamientos, etc. Durante esos siete años últimos se le ha pedido a los ciudadan@s españoles un fuerte sacrificio para poder superar la crisis financiera. Nos acordamos de las restricciones y recortes presupuestarios en sanidad, educación, atención a personas dependientes, en definitiva, el derrumbe del estado del bienestar que veníamos disfrutando. En el otro lado de la balanza tenemos todo el despilfarro y latrocinio de las tarjetas opacas, rescate bancario, etc. Han transcurrido siete largos años, -periodo bíblico- la situación sigue siendo confusa, tenemos el miedo metido en el cuerpo ante la gran incertidumbre que nos rodea.

Europa no acaba de tomar decisiones enérgicas en cuanto a la aplicación de medidas de expansión monetaria, nuestros aliados en EEUU han terminado con el dispositivo de inyección monetaria mensual (alrededor de 80.000 millones de $ mensuales), de forma paulatina, la señora Janet Yellen lo ha ido reduciendo a medida que los estímulos monetarios se iban transformando en creación de empresas y de empleo. Europa, sin embargo, todavía desconocemos si al final el BCE se decidirá a reanimar de verdad la economía. Ya no caben soluciones tímidas y limitadas, es el momento de adoptar poéticas expansivas, cuidando el crecimiento de los déficits fiscales, pero desarrollando políticas de equilibrio, una mix policy, austeridad versus crecimiento. Lo preocupante es la escasa unión que existe en el seno de la eurozona, es bien diferente mantener la pose para la foto de familia y otra cosa es la realidad en cuanto a tomarse en serio la unión económica, monetaria y fiscal más la bancaria. Mientras no se acometan y se profundice en esa mayor integración europea será imposible y muy complejo salir adelante todos los países simultáneamente. Siempre estaremos afectados por la situación particular de desequilibrio de alguno de los paises miembros.

Al final las consecuencias son nefastas para la competitividad de las economías europeas, las decisiones llegan muy tarde y no se resuelve a tiempo la organización de las empresas para competir en los mercados. Los tiempos actuales de grandes cambios y transformaciones en la tecnología, las comunicaciones, Internet, etc. exige procesos dinámicos de adaptación, de lo contrario nos invadirán aquéllos paises que sí hayan experimentado los cambios necesarios en sus economía, hayan apostado fuertemente por la I+D en sus sectores más estratégicos, hayan apoyado a sus sectores industriales de cualquier tamaño, base fundamental para la creación de empleo. Sabemos por experiencia que hoy no existen fronteras para el comercio internacional, además Internet se ha convertido en una herramienta muy potente en la estrategia comercial de las empresas, es por ello que la evolución de la tecnología es arrolladora en términos de incentivo al consumo de bienes y servicios.

Estos días nos hemos alegrado de una excelente muestra de colaboración y cooperación europea, la mostrada una vez más por la Agencia Espacial Europea. Ha resultado todo un éxito el aterrizaje del modulo Philae sobre un cometa, el 67P Churyumov- Gerasimenko. Y lo ha logrado después de separarse de la nave espacial Rosetta, lanzada al espacio hace una década. Será a partir de ahora cuando todos los mecanismos de exploración se pongan a trabajar y conoceremos si dicha cooperación ha valido la pena. Hay muy buenas sensaciones y todo el personal que ha coordinado este gran proyecto científico tiene grandes expectativas sobre la información que se pueda recibir durante las próximas 64 horas. Como venimos diciendo esto es una demostración práctica en cuanto a que se pueden tomar iniciativas de cooperación económica y monetaria para mejorar la calidad de vida de los europeos en el planeta Tierra. No creo que tenga mayor complejidad solucionar un perfecto aterrizaje monetario y financiero, que todo el desarrollo científico que ha supuesto este histórico aterrizaje en un cometa. ¿O sí?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *