Regresión: De… ¿Alejandro Amenábar?

Regresión

“Mi cine no es un cine de respuestas, sino de preguntas.” Alejandro Amenábar.

Regresión… ¿Amenábar, eres tú? Sí queridos cinéfilos, creo que esta vez, no es Alejandro en su mejor momento como guionista, ¿o sí?

Sinceramente, esta semana, me he planteado ver este film del tan psico-social director Alejandro Amenábar, donde, al verla, sinceramente no me llevé una desilusión como tal, por que es una trama muy entretenida. Pero no es nuestro Amenábar de siempre, y por esa parte, contrarresta.

Regresión es una película donde se desenmascara una siniestrísima conspiración, con un largo papel artificial pero a su vez inexplicable.

Para mi fue una película bien contada, con su clima de tensión y sospecha, con toques picantes de maldad, de tonos asfixiantes y cálculos recovecados; pero creo que si Sara Montiel y Robert De Niro hubieran hecho una película juntos, llamándose “Bajo Sospecha en la cumbre”, hubiera tenido mas tensión que los cables de la luz al sol…

Regresión nos trae de la mano de este director, Alejandro Amenábar, una película “muy americana” y psicológica, ganando destreza con las trabas que se suceden, protagonizada por Ethan Hawke (nominado al Oscar por Boyhood) y Emma Watson (Noé, Harry Potter) entre otros.

Alejandro Amenábar, director y compositor musical de su Chile natal, aunque residente en España, comenzó haciendo cortometrajes entre los años 1991 y 1995, y que más adelante influiría en sus grandes proyectos de pantalla. De bien pequeño, compuso melodías con teclado y guitarra, al mismo tiempo que escribía historias, aunque encabezadas a los cortos .

En este caso, en “Tesis” << lo que nos lleva de film,  es la certeza de que alargar la estancia en la universidad sólo puede traer problemas>> del año 1996, un cortometraje que hizo y compuso él mismo con 23 años,  ambientado en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid donde estudió sin terminar su carrera, llamó la atención de varios festivales de cine, en Berlín, consiguiendo así siete Goyas, como mejor película y mejor director novel, con la insolencia y desparpajo de una generación que no tenía intención alguna de disculparse por su ambición.

Regresión: “simulacro” de lo dionisíaco

Acto seguido, un año más tarde en 1997, hizo otra película “Abre los ojos”, donde fue de nuevo aclamado en otros festivales a parte del de Berlín, en Tokio, que le llegó hasta a Tom Cruise a impresionarse por él, donde adquirió más tarde los derechos de adaptación y protagonizó el remake “vanilla Sky” en el año 2001. En esete mismo año, protagoniza “Los otros”, donde la protagonista Nicole Kidman, fue el film más visto del año, que se estrenó en el Festival de Venecia, ganando otros tantos ocho Goya.

Más tarde, a pesar de sus malos tragos familiares, entre ellos su padre, donde fue hospitalizado, nos ofrece la famosa “Mar adentro” con Belén Rueda y Javier Bardem, ofrenciéndonos en grandes pantallas el relato veraz del tetrapléjico Ramón Sampedro, que tocó fundamentalmente temas como la eutanasia, aborto y derecho a una vida digna. Esta ganó catorce goyas, inclusive un Oscar a la mejor película de habla no inglesa, en el año 2004.

Hasta dia de hoy, solo nos ha ofrecido una película como bien decíamos al principio, que no cumple con lo que realmente es este director tan aclamado por sus películas sinopsiadas de psicosis y retos talentosos, junto a la influencia de diversas fuentes literarias , como el suspense, intriga o thriller, bajo la base de Alfred Hitchock, Stanley Kubrick o Roman Polaski, y que tanto esperábamos de él. No ha estado en su salsa, sinceramente.

Aún así, quiero deciros que es una película desde mi punto de vista muy suspense, que quizá Amanábar no ha sabido “recolocar”  su posición, dejándolo como una buena película bien guionazada, llena de intriga, faltando ese color pintoresco oscuro, inspirado en el pánico y planes diabólcos como tal .

Bien, pues, dicho esto , queridos amigos del celuloide, os dejo con el tráiler de la película recién estrenada de este “regresado”. Y hablando de regresiones, ¿Regresaremos a vernos? Y tanto que sí. Buena semana, celuloiticos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *