Puebla (México), el “Relicario de América”

Zócalo de Puebla.

Zócalo de Puebla.

La ciudad se fundó oficialmente en el año 1531 como Puebla de Ángeles. Según cuenta la leyenda, los ángeles guiaron y señalaron el lugar donde el obispo Julián Garcés planificó la construcción de la nueva urbe. Después de las guerras de reforma que sufrió México en el siglo XIX, el país quedó muy endeudado y en una situación delicada. Ante esto el presidente Benito Juárez decidió suspender los pagos que debía a países europeos. Este hecho unido a que los conservadores mexicanos querían quitar del poder a los liberales, invitando a Maximiliano de Hamburgo a que fuese a gobernarles, propició que Francia declarase la guerra a México. En 1862, el ejército francés desembarcó en el puerto de Veracruz y se dirigió hacia la ciudad de Puebla. Allí, el general Ignacio Zaragoza junto al ejército de Oriente preparó la defensa de la ciudad, hasta llegar el 5 de mayo de 1862 que se libró la Batalla de Puebla, las tropas francesas fueron derrotadas y ese gran triunfo rebautizó el nombre de la ciudad como Puebla de Zaragoza. Más tarde, en el año 1950 fue nuevamente renombrada como Heroica Puebla de Zaragoza.

La ciudad brinda al viajero la oportunidad de disfrutar de muchas actividades. Situada entre volcanes y montañas, nos invita a hacer senderismo, acampar o realizar alguna de las tantas actividades de aventura que nos ofrece el lugar y sus alrededores.

Volcán Popocatépetl.

Volcán Popocatépetl.

¿Qué podemos hacer en esta ciudad? Debemos dedicarle mucho tiempo a visitar el centro histórico, en el que encontraremos cientos de monumentos que nos transmitirán lo importante que ha sido esta ciudad en la Historia y Cultura de México. Pasear por sus calles y plazas repletas de Historia nos deleitará como si estuviéramos en un museo al aire libre, su riqueza arquitectónica y singulares fachadas decoradas con la conocida Talavera poblana ayudaron a que el centro histórico fuese declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 1987.

Zócalo de Puebla.

Zócalo de Puebla.

El Zócalo situado en el corazón de la ciudad, rodeado de restaurantes, cafés, tiendas, el ayuntamiento y de su majestuosa Catedral, será de visita obligatoria. Aquí, entre sus jardines, podremos relajarnos tomando un helado o cualquier comida típica en algunos de los puestos ambulantes. Un lugar en el que se mezclan los turistas llegados de todas partes del mundo, los niños jugando, las familias o las parejas. Muchos fines de semana se realizan allí muchas actividades culturales, conciertos, espectáculos, etc. Y casi siempre encontraremos algún artista callejero que seguro nos robará una sonrisa. Un lugar ideal para divertirse, relajarse o simplemente disfrutar de un rato agradable.

Barrio del Artista.

Barrio del Artista.

La Catedral es otro de los lugares que no podemos dejar de visitar, por dentro y por fuera. Es considerada una de las catedrales más bellas del mundo por su arquitectura y decoración, además de tener las torres más altas de todas las catedrales de América. Otro lugar obligatorio para visitar es el Barrio del Artista, muy cercano al Zócalo, un barrio bohemio perfecto para salir a pasear y conocer los talleres de pintores, artistas y artesanos que inundan sus calles y plazas de un ambiente único y especial, un lugar ideal para tomar un café en algún rincón de sus plazas y disfrutar de su colorido y tranquilidad.

Vista nocturna en una de las calles del Barrio del Artista.

Vista nocturna en una de las calles del Barrio del Artista.

Puebla no sólo destaca por sus monumentos, la gastronomía poblana es uno de sus puntos fuertes, llegando a ser ya no solo característico de la región sino de toda la comida mexicana. Sus originales platos han sorprendido a los paladares más exigentes, vamos a destacar dos recetas que se han convertido en símbolos de todo el país: el mole poblano, que es una salsa con una gran variedad de ingredientes, entre ellos diferentes tipos de chile, frutos, especies y chocolate, que suele acompañar al pollo o al arroz. Los chiles en nogada, compuestos por chiles poblanos rellenos de frutas y carne, con una salsa de nuez (llamada nogada) y granos de granada. Este plato se creó representando los tres colores de la bandera mexicana, el verde del chile, el blanco de la nogada y el rojo de la granada. Podréis probar estos típicos platillos en infinidad de restaurantes y bares del centro, eso sí, los chiles en nogada solo en temporada de verano, entre los meses de julio y septiembre. Y qué mejor que terminar una deliciosa comida dirigiéndonos a la Calle de los Dulces situada a unas cuadras del Zócalo donde encontraremos muchas tiendecitas para probar los dulces típicos de la región.

Zona arqueológica de Cholula.

Zona arqueológica de Cholula.

Y no se nos puede olvidar visitar alguno de los pueblos mágicos o lugares cercanos a Puebla, por ejemplo, a unos kilómetros tenemos la zona arqueológica de Cholula, donde podremos admirar el legado que nos han dejado los pueblos ancestrales que vivieron allí, uno de los asentamientos más antiguos de México. Y mientras contemplamos una de las pirámides más grandes del país podremos degustar si nos atrevemos, unos chapulines (saltamontes) con chile y limón, muy típicos de la zona.

Chapulines en Cholula.

Chapulines en Cholula.

Puebla no nos dejará indiferentes, un lugar mágico donde se mezcla la tradición indígena, la Historia y la cultura. Apodada “El Relicario de América” por su arquitectura y decoración, la ciudad de Puebla, según dice la leyenda, fue creada y trazada por ángeles para ser disfrutada por mortales.

Danza indígena en Cholula.

Danza indígena en Cholula.

Fotografía: Antonio Muñoz Hernández.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *