Picasso y el cubo agujereado de Okun

picasso

picassoA la luz de los más recientes acontecimientos internacionales, no he podido superar una imagen ciertamente inquietante para el conjunto de una población sensible a la miseria y la desesperación. Me refiero como algunos ya habrán intuido, a los errantes Rohingyas que han sido expulsados de Myanmar (Birmania). Navegan sin rumbo, tratando de conseguir que algún país vecino y solidario los pueda acoger y evitar unas muertes atroces en el medio de la nada. No puedo comprender la manera en que el ritmo y velocidad de la globalización y la insolidaridad está transformando el sentido de la vida para un número cada vez más elevado de súbditos de países donde predomina el autoritarismo y la cerrazón de determinadas religiones y creencias. Nadie dice nada. Ningún organismo internacional está diciendo basta a esta desazón del ser humano. Contemplando dichas imágenes en la televisión parece que cobra actualidad y vigencia lo relatado en aquella gran novela que tanto ha dado que hablar en todos los foros internacionales, “El corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad Por otro lado y en contraposición con esta lúgubre imagen de los descamisados de Myanmar el mismo telediario o cualquier diario europeo o americano nos muestra el record obtenido en una subasta, ya se le llama la “subasta del siglo”,en Nueva York, la celebérrima sala Christie´s consiguió vender la obra del artista malagueño, Pablo Picasso, Les femmes dAlger (1955) por 160,8 millones de euros. Esta obra picasiana se convierte así en la pintura que alcanza el precio más alto en una subasta pública.

En Nueva York y en Washington se encuentran las sedes de la ONU, el FMI, o el Banco Mundial, y no ha salido ningún representante de estas notables organizaciones, reclamando un mínimo de reflexión internacional en torno a este drama de los rohinngyas. Probablemente debían estar más pendientes de la subasta, intentando averiguar el la nacionalidad del comprador y sus posibles. Esta situación no puede continuar de modo, si queremos que en el mundo se alcance una estabilidad política y social se exige que se empiece a poner fin a estas situaciones tan alarmantes de desigualdad entre los países . Es el problema eterno, la disparidad entre el desarrollo y el subdesarrollo económico tan sutil y científicamente tratado por el economista y Premio Nobel, Amartya Sen. Cualquier ciudadano de a pie que pasea jovialmente por cualquier parque de Europa o Estados Unidos, no entiende lo que está pasando. Todos estamos informados sobre los rescates financieros que se han tenido que aplicar para evitar una hecatombe financiera en los países ricos y con un alto nivel de bienestar. ¿Algún economista o algún think tank ha evaluado el total de dinero, euros y dólares invertidos en sanear a los bancos americanos y europeos?

refugiados

Sigo pensando que , no se puede cebar más la bomba del malestar y de la miseria, entre todos mataremos a la gallina de los huevos de oro. Es urgente un replanteamiento mundial para resolver los problemas de la deuda mundial, de la miseria y la desigualdad. ¿O tendrá que suceder lo peor, una Tercera Guerra Mundial, para después convocar con urgencia una reunión multilateral para organizar el reparto del botín y una necesaria reconstrucción? Tenemos bibliotecas y archivos históricos que nos pueden ayudar a comprender lo que puede ocurrir si continuamos con esta actitud despótica hacia los países más conflictivos por la desesperación que podría cundir por la falta de alimentos y de muchos servicios elementales que disfrutamos en Occidente.

Al hilo de este razonamiento,conmemoramos durante estos días el 40º aniversario de una obra muy influyente en los círculos académicos y de pensamiento durante largo tiempo, Igualdad y Eficiencia : La gran disyuntiva, cuyo autor, el economista Arthur Okun (1928-1980) fue un importante analista y catedrático en Yale además de Presidente del Consejo de Asesores Económicos de Lyndon B. Johnson. Okun introdujo el conocido trade off entre igualdad y eficiencia, utilizando la metáfora de un “cubo agujereado” para explicar los fallos en los mecanismos de redistribución de los recursos transferidos de ricos a pobres. No obstante sigue siendo una excepcional herramienta de análisis y política fiscal siempre que se actualicen los cambios producidos en la economía de cada país.

Hace unas semanas nos ha dejado un genio del arte y cante flamenco, Manuel Molina, pareja del dúo Lole y Manuel que tantos éxitos cosecharon durante casi veinte años. Ellos, tocados por la gracia de Dios consiguieron interpretar una bella canción original de titulada “Todo es de color”, con esta canción, que la he vuelto a escuchar recientemente, concluyo esta reflexión citando unos versos que nos vienen pintiparados para argumentar, si cabe un poco más, los pensamientos que aquí se han expuesto: “Señor de los espacios infinitos/tu que tienes la paz entre las manos/derrámala Señor te lo suplico/ y enséñales a amar a mis hermanos. De lo que pasa en el mundo/por dios que no entiendo “na”/el cardo siempre gritando/ y la flor siempre “callá”.

En esta ocasión irrumpen en quemarropa un gran banda anglo- americana liderada por el incombustible Eric Clapton”Mano Lenta” y sus Derek and the Dominos. Una de los supergrupos mas conocidos de aquellos lejanos años setenta del siglo pasado. Duane Allman, Carl Radle, Bobby Whitlock, Jim Gordon. Formación resucitada de la anterior y también efímera Delaney, Bonnie & Friends. Todo el concierto en el Filmore para disfrutar.

Incluyo también una pieza clásica del pianista francés Erik Satié, precursor del minimalismo y el expresionismo. Estas músicas nos deben hacer reflexionar sobre el sufrimiento de los rohingyas y de toda la gente que padece la esclavitud y el hambre, sobre todo por la persistencia y la impunidad internacional de toda barbarie humana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *