Perdonadnos nuestras deudas

Kenneth Rogoff, economista norteamericano
Kenneth Rogoff, economista norteamericano

Kenneth Rogoff, economista norteamericano

Al filo ya del mes de febrero, nos encontramos con nuevos escenarios de política económica en nuestra piel de toro así como en la economía mundializada , como le gusta decir al maestro de los economistas liberales españoles, Pedro Schwartz, o globalizada, como más os guste.. Respecto a nuestro entorno podemos recordar que acaban de terminar las reuniones de los ricos y poderosos empresarios y financieros en la ya tradicional y montañosa ciudad de Davos (Suiza). Aunque este año nuestro presidente Rajoy no ha podido asistir por problemas de agenda, no obstante ha enviado a su ministro de Industria Soria para que tome apuntes y luego le haga un resumen en la próxima reunión del Consejo de Ministros, en la que departirá todos aquellos asuntos relacionados con la industria y la energía. Cuentan los cronistas que han estado informando de todo lo que se cocía en Davos, que al presidente se le ha echado de menos. Todos los gerifaltes de los países emergentes esperaban una rueda de prensa en la que nuestro Rajoy explicara todos los parabienes de los que parece que está gozando nuestra economía. Como ya habréis leído y oído en radio y/o televisión, las cuentas publicas se normalizan, o al menos se estabilizan. El crédito fluye, de forma ralentizada, pero fluye. Los turistas se pelean por entrar en nuestra querida España, etc. Lo que no acaba de arreglarse es la deuda pública y la privada, que supera ya la barrera psicológica del 100% del PIB, cifra que según los sesudos análisis de los economistas de Harvard Reinhart y Rogoff consideran muy peligroso para la recuperación de la economía. A propósito de Rogoff, este economista y gurú del Foro de Davos ha realizado unas declaraciones de lo más  novedosas que he leído hasta ahora: “Las perspectivas de la economía española es sin duda una de las historias más optimistas de 2014. España ha hecho algunas reformas ya, ha conseguido algo de crecimiento y junto con Irlanda es uno de los casos más atractivos de Europa.”

Respecto a la deuda nos dice que es un lastre indudable. Desde hace ya seis años viene proponiendo que España necesitará con toda seguridad quitas de la deuda significativas, y no solo en España sino también en todos los países de la periferia europea. Esta solución evidentemente aceleraría sin duda el crecimiento y la velocidad de recuperación. El problema lo tenemos con los socios del norte, ellos se oponen con energía a esta decisión. Prefieren que paguemos con sangre, sudor y lágrimas la mala gestión de la economía por los políticos y técnicos que han dilapidado recursos por doquier. Este aspecto seguro que  va a ser un tema de debate serio en las próximas reuniones del G-20 a lo largo de 2014. Si no se hace algo al respecto no saldremos jamás de este agujero económico y social, el dato escalofriante son los más de 35.000 millones de euros que pagamos en intereses vía presupuesto.

Lo importante no es como estemos dentro sino como nos ven los demás más allá de nuestras fronteras. Y según nos revelan los analistas internacionales y las estadísticas de entrada de capitales, estamos que nos salimos. Esto pasa en la economía financiera, la bolsa sube y sube. El IBEX 35 rompiendo el techo de los 10.000 puntos. Esto es enriquecimiento a corto para los poderosos de las economía especulativa. Para la clase media hacia abajo, nos queda pagar impuestos y rezar para que no aumenten los despidos. Ahí tenemos la sorprendente decisión de la compañía COCA COLA, se apagó la chispa de la vida y el paraíso de la felicidad, ellos hablaban de la Felicidad Nacional Bruta, eran otros tiempos.

Como veis la economía nunca consigue estar en pleno equilibrio, ahora que la Eurozona se normalizaba, al menos la periferia. Disfrutamos de una prima de riesgo bajo control, y la recuperación de las clasificaciones de Moody´s y otras conocidas agencias americanas volvían a bendecir las inversiones financieras y a los bancos españoles e irlandeses, alejando posibles fantasmas intervencionistas o de desconfianza. Actualmente todos los agentes se encuentran pendientes de lo que puede pasar en Argentina, Brasil, Venezuela  etc. La verdad es que estas economías pueden arrastrar a la española y a muchas más  echando por la borda lo hasta ahora conseguido. Tener en cuenta que todas nuestras multinacionales y bancos españoles estarían pillados si algo grave sucediera. De modo que debemos confiar que en el encuentro que se está celebrando en Cuba sea un medio para que negocien los más de treinta jefes de estado que allí andan reunidos. Cuba se consolida en la escena diplomática regional como actor de primera fila con la celebración en La Habana de la cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados de Latinoamérica  y del Caribe), uno de los más reciente mecanismos de integración regional. También es cierto que no está la economía global para tirar cohetes, el miedo que impera en todos los centros financieros es la incertidumbre acerca de las cifras de crecimiento del gigante chino, este dato es el que podría provocar , en caso de malas noticias, un vuelco de 180 grados a la estabilidad política y económica internacional.

Quiero terminar recordando a dos insignes poetas precisamente latinoamericanos ambos dos, y que han fallecido recientemente: Juan Gelman, argentino y exiliado en México, el poeta del silencio, y José Emilio Pacheco, mejicano, el poeta del Tiempo, el paso del tiempo, y con una gran obra poética y prosista inconmensurable. Ambos desbordan una sensibilidad que nos apabulla, nos atrapa. Lecturas absolutamente recomendables para encontrar un poco de sosiego en este complicado mundo.

Así lo expresó en su poema  “Despedida”, José Emilio Pacheco.

Fracasé. Fue culpa mía. Lo reconozco.

Pero en manera alguna pido perdón o indulgencia:

Eso me pasa por intentar lo imposible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *