Peligro, ¡cuidado con las dietas de revista!

Peligro, ¡dietas!

Peligro, ¡dietas!

Cuando veo en los distintos canales de transmisión de la información propuestos para adelgazar  y en especial aquellas enfocadas al público femenino, no puedo evitar sentir un fuerte escalofrío. Muchas deberían sin lugar a dudas estar marcadas con una hermosa calavera para que a todo el mundo fuese notable la realidad de lo que esas dietas conllevan. Hace poco leí los nuevos métodos para adelgazar de las famosas, las nuevas “dietas científicas” basadas en ingerir salvajes cantidades de un alimento y muy escasas del resto. Están las dietas de carbohidratos, las de proteínas o la de la zanahoria de toda la vida. Incluso para las personas con un escaso sentido común las alarmas suenan cuando estas dietas milagro se escenifican ante sus ojos. Ahora bien, escuchando al sentido común me gustaría compartir con todo el mundo unos razonamientos. Vivir de manera desordenada y por lo tanto tener sobrepeso en mayor o menor medida, no puede ser remediada por uno o dos meses de dieta. Adelgazar mucho en poco tiempo es terriblemente insano, pero si luego se abandona la dieta y se vuelve a la vida normal el proceso de reengorde es todavía peor. Quién no me crea que haga un sencillo experimento, que se acueste todos los días a las 23.30 y se levante todos los días a las 7, durante una o dos semanas. Luego que salga de marcha y vuelva a las 6 de la mañana. Así se entenderá que el cuerpo se ajusta y reajusta según las circunstancias, sin embargo, los cambios drásticos no son bien asimilados. Por lo tanto no es importante realizar una dieta para uno o dos meses, sino llevar una vida sana que te permita mantenerte saludable el resto de tu vida. Hoy la medicina más moderna cree en el concepto de salud holística, es decir, todo cuenta en tu salud: que comes, como duermes, tu grado de felicidad, el clima en el que vives, tu actividad física, etc. Se trata en definitiva de vivir lo más sano posible.

Frutas.

Frutas.

Dicho esto cabe decir, ¿que significa comer sano? Al margen de cuál sea tu tendencia, carnívoro, vegetariano, vegán, son  indiscutible estos pilares de la buena nutrición:

– Repartir bien la cantidad de calorías ingeridas durante el día, es decir desayuno y almuerzo fuertes y cena muy suave, en términos energéticos.

– Es necesario consumir diariamente una gran cantidad de productos de origen vegetal, frutas y verduras deben aportarnos la mayoría del volumen alimenticio. Sobre todo ingiriendo la mayor variedad posible de ellos.

No abusar del alcohol.

Ingerir líquidos, especialmente agua y te en abundancia

– No se debe adelgazar rápido, no más de 2 kilos al mes.

– Prestar atención a la combinación de los alimentos y nuestra posible reacción adversa. Por ejemplo, si tomas café a diario y a menudo comida picante, tendrás posiblemente dolores de estómago y aerofagia que no puedes explicar.

Por tanto como epílogo, quisiera recalcar, que las dietas que nos bombardean la mente con cuerpos deslumbrantes, son en general peligrosas a largo plazo y dañan la salud a veces de manera irreversible. Y lo más importante: las dietas son conceptualmente de por sí un error, lo acertado y sabio es nutrirse de manera correcta durante toda la vida.

Vida sana.

Vida sana.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *