México da el último adiós a García Márquez

Cartel del homenaje a García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

Cartel del homenaje a García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

México despidió al escritor y periodista Gabriel García Márquez, fallecido el pasado 17 de abril a la edad de 87 años. Gabo, como era conocido cariñosamente, recibió en el año 1982 el Premio Nobel de Literatura. Su novela más famosa Cien años de soledad es considerada una obra maestra de la literatura universal,  además de ser una de las obras más traducidas y leídas en lengua española.

El céntrico Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México se vistió de gala para despedir a García Márquez, un homenaje abierto a todos sus admiradores que pudieron darle el último adiós. Desde las 16:00 hasta las 19:00 las cenizas del escritor colombiano estuvieron expuestas en el vestíbulo del Palacio acompañadas de flores amarillas, sus favoritas, y de los compases  del húngaro Béla Bartók unidos a los ritmos del vallenato. Después de las 19:00 se realizo un acto oficial en el que participaron Enrique Peña Nieto, presidente de México, y Juan Manuel Santos, primer mandatario de Colombia.

Homenaje a García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

Homenaje a García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

A pesar del calor en la capital mexicana, miles de admiradores asistieron al Palacio de Bellas Artes creando un ambiente único y especial, recordando al gran autor colombiano. Entre los asistentes se vieron gestos de cariño y admiración, “dejas cien años y más” o “Gabo vive” decían algunas de las numerosas pancartas que se veían entre la multitud de personas. Muchas de ellas llevaban libros, flores amarillas o mensajes para homenajear a García Márquez. Incluso hubo momentos muy entrañables, donde un trompetero toco varias canciones como México lindo, El Rey, Bésame mucho o Macondo, esta última dedicada a García Márquez y su novela Cien años de soledad. No faltaron gritos y cánticos, “viva Gabo” “viva Colombia” “viva México”, que convirtieron el homenaje en un acto bonito, sencillo y alegre, tal como el genial escritor hubiera deseado. Más de un centenar de periodistas cubrieron el acto que se vio en todo el mundo.

Trompetero tocando en el homenaje a García Márquez.

Trompetero tocando en el homenaje a García Márquez.

García Márquez, colombiano de nacimiento y mexicano de adopción, era por encima de todo latinoamericano, llevando su pueblo y la lengua española a lo más alto. Querido en todo el mundo, García Márquez no solo se destacó por todas sus novelas, sino que también se implicó en la sociedad latinoamericana con sus ideas y convicciones de izquierda. Gracias a su fama, se codeó con muchos líderes, entre ellos el expresidente cubano Fidel Castro, algo que hizo que recibiese muchas críticas.

García Márquez creía en un mundo justo en el que las personas fuesen iguales.

“yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra”.

Extracto de la novela La mala hora de Gabriel García Márquez.

Pancarta con un texto de García Márquez.

Pancarta con un texto de García Márquez.

México y el mundo dicen adiós a un genio de la literatura, a una persona entrañable y querida, que deja a la humanidad un legado que hará que su figura siga muy viva y presente en este mundo. Hará falta más de cien años para agradecerle, hasta siempre Gabo.

“Era lo último que iba quedando de un pasado cuyo aniquilamiento no se consumaba, porque seguía aniquilándose indefinidamente, consumiéndose dentro de sí mismo, acabándose a cada minuto, pero sin acabar de acabarse jamás”.

Extracto de la novela Cien años de soledad de García Márquez.

Cartel del homenaje a García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

Cartel del homenaje a García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

Fotografía: Antonio Muñoz Hernández.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *