,

Los Barcrafts, cuando los amantes del videojuego se juntan en el bar

barcraft-1

Qué mítico eso de reunirse en un bar para disfrutar de un partido de fútbol. Buena compañía y una pantalla de fondo mientras que, entre caña y caña, comentamos la jugada, o largamos algún que otro insulto al árbitro de turno, o alabamos al nuevo fichaje de nuestra agrupación. Qué mítico, ¿verdad? Pues sustituyan el objeto de reunión; sustituyan el partido de fútbol por la retransmisión de un campeonato de videojuego; sustituyan a los forofos de un equipo del deporte rey en España por apasionados de los juegos de ordenador. Una mezcla de la que resulta algo tan novedoso como exitoso. Ha llegado una nueva modalidad de bar, ya están aquí Los Barcrafts.

‘Qué friki’, habrán pensado algunos al imaginar un bar que televise u organice campeonatos de videojuegos. Pues nada de eso, que los juegos en los bares son una realidad en Europa desde los años 30. Claro que sí, no me digan que no recuerdan los clásicos juegos de arcade con su forma de mueble, su pantalla y su dispositivo de control. O, más tarde, a partir de los años 80, la locura del fenómeno de los cibercafés empleados por muchos usuarios para acceder a juegos online. Pues bien, ahora les toca el turno a ellos, a los nuevos Barcrafts. Sin indagamos en sus orígenes, el por qué del nombre lo encontramos en el famoso videojuego Starcraft, al que rinden homenaje. El Starcraft es un juego de ordenador muy apreciado por sus cualidades gráficas, pero también por ser uno de los pocos en los que sus jugadores pueden llegar a convertirse en profesionales. Porque sí, hay quien se gana la vida compitiendo contra otros gamers en campeonatos de videojuegos seguidos por miles de aficionados.

barcraft-2

De hecho, la génesis de los Barcrafts se encuentra en las grandes competiciones de videojuegos seguidas por más de 100.000 personas, apodadas viewers, a través de la red. En plena era de la revolución de internet, cada vez eran más los que se abonaban a los sitios web que retransmitían estas competiciones en directo. Se trataba, ya entonces, de un verdadero negocio que aportaba grandes beneficios a sus organizadores. Los barmans que conocían estos eventos estuvieron avispados en aquel momento y comenzaron a plantearse televisarlos en sus propios bares, en parte con la visión empresarial de hacer beneficios, en parte con la voluntad de reunir a los amantes de este tipo de videojuegos.

Estos locales nacieron, como muchos imaginarán dada su importantísimo culto por el juego, en Corea del Sur. Aunque es realmente Estados Unidos, desde hace alrededor de dos años, el país que ha perpetuado su expansión en el resto de Europa. Mientras que Francia ya cuenta con algunos en París, Lyon o Marsella, en España sólo se conoce uno en Barcelona. Eso sí, las propuestas y peticiones recorren las redes sociales demandando la apertura de más Barcrafts en nuestro país, lo que hace presagiar que la apertura de uno de estos bares es más o menos inminente.

barcraft-3

A la espera de que esta eventual apertura llegue, los españoles podemos dejar volar nuestra mente y fantasear sobre cómo sería tener uno en casa, tomando como ejemplo a nuestros vecinos europeos.  El Meltdown es uno de los Barcrafts más conocidos de Francia. Situado en el corazón París,  a dos pasos de la Plaza de la República, abrió sus puertas en mayo de 2012. Un año y medio después de su inauguración, se ha consolidado como un local de encuentro donde compartir experiencias relacionadas con los videojuegos, proponiendo numerosas actividades relacionadas con el StarCraft o el League of Legend. Ya no se trata únicamente de seguir las competiciones profesionales, sino de ofrecer a sus clientes participar activamente en este mundillo. Para ello, el Meltdown cuenta con dos ordenadores gratuitos a plena disponibilidad de los consumidores al fondo de la sala. Muy a menudo, además, se organizan torneos entre los usuarios donde, los que no están participando, pueden seguir las partidas mientras se toman algo a través de dos pantallas situadas en las paredes del bar.

A parte, encontramos en este local la actividad original de los Barcrafts: las retransmisiones en directo de los combates de viodeojuegos internaciones entre jugadores profesionales. Se trata de una verdadera práctica de socialización. Pónganse en situación e imaginen a unos clientes que -con los ojos fijos en la pantalla del bar- siguen el combate, atentos a los comentadores que explican el desarrollo del encuentro. Gritos y euforia cuando el jugador al que sigues va ganando, decepción cuando pierde. En definitiva, un ambientazo.

barcraft-4

Un ambientazo al que contribuyen enormemente el entorno, la decoración, la puesta en escena del bar y, cómo no, sus cócteles. Sus bebidas alcohólicas, visualmente muy atrayentes, hacen referencia a videojuegos conocidos en el entorno gamer, sobre todo al Starcraft. Por ejemplo, hay un coctel flambeado azul que recibe el nombre de Blue Flame Hellion, inspirándose en una unidad de combate que expulsa llamas azules en el juego Starcraft II. U otro llamado Madmoizerg, cuyo nombre proviene de una comunidad online de chicas que juega al Starcraft II. Y, expandiendo las fuentes de inspiración, encontramos un cóctel con el nombre de Stephano en honor a la estrella francesa de viodejuegos.

barcraft-5

Así, el Meltdown incita a la curiosidad. Dos grandes pantallas en las paredes para seguir todas las partidas. Al fondo dos ordenadores para entretenerse jugando, individualmente o en grupo, a gusto del consumidor. Pequeñas meses a lo largo de bar para reunirse, tomarse una copa, charlar y disfrutar. Los cócteles, desfilando por la barra sin cesar. Y todo ello sumado a la sonrisa permanente de los cameros y al buen humor de los clientes. Unos clientes que, por cierto, suelen compartir el mismo perfil: jóvenes, mayoritariamente hombres y siempre amantes de los videojuegos. Los dueños reconocen que, normalmente, los clientes más habituales son aasiaonados del juego online; gente que abandona la oscura habitación de un ocio tradicionalmente condenado a la soledad, para encontrar en estos bares la posibilidad de jugar en un ambiente distendido y en buena compañía. Gracias a los Barcrafts, pasión por los videojuegos y sociabilidad al fin unidos.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] esos lares ―como apunta la canción― “tan gratos para conversar”. Incluso nos atrevimos con bares temáticos que ofrecían el concepto de bar adaptado a las nuevas tecnologías. Al siglo XXI dirían algunos. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *