Las 13 películas de 2013

Las 13 mejores películas de 2013

Las 13 mejores películas de 2013

Tras el ya publicado recopilatorio musical, le toca el turno a la producción cinematográfica de 2013. La recopilación de las mejores películas de 2013, al igual que con las canciones, es fruto de una selección personal del equipo de Quemarropa. Quedan abiertas, y por supuesto serán bien recibidas, las sugerencias que puedan aportar nuestros lectores.

En la lista no faltan las películas más esperadas en las carteleras mundiales, así como otras con un carácter mucho más underground. Sin olvidar el aporte de una buena dosis de cine europeo al margen de la industria norteamericana de Hollywood.

12 años de esclavitud (Steve McQueen)

12 años de esclavitud (Steve McQueen)

La esclavitud norteamericana del siglo XIX sirve a Steve McQuenn, en su tercer largometraje, para realizar un retrato rotundo y sin concesiones sobre  la crueldad del ser humano en su máxima expresión. Sin cortarse ni un pelo, de forma explícita, lo que la diferencia de otras películas de la misma temática pero con menos compromiso. Un ejercicio de sinceridad brutal, franco honesto y sin maniqueísmos, sobre uno de los episodios más oscuros de la historia de la humanidad. El británico utiliza las vejaciones y humillaciones para hacernos sentir en primera persona el dolor y el sufrimiento más injusto: el que convierte al hombre en un lobo para el hombre.

Michael Fassbender, actor fetiche de McQueen, demuestra que sigue en plena forma con el doblete en nuestra lista. El alemán es el hombre de moda con una fama muy bien ganada. Resultaría injusto, no obstante, resaltar únicamente su trabajo en una película que cuenta con unas interpretaciones que impresionan (Brad Pitt, Paul Giamatti, Chiwetel Ejiofor y Quvenzhané Wallis). El londinense Steve McQueen, tras Hunger y Shame, vuelve a hacernos sufrir, a llevar nuestras emociones y las de sus personajes hasta el límite. Basada en la novela homónima y autobiográfica de Solomon Northup, nos presenta el cruel destino de un músico negro, nacido libre, que es secuestrado y vendido como esclavo en una plantación de un estado sureño.

Gravity (Alfonso Cuarón)

Gravity (Alfonso Cuarón)

Gravity ofrece una experiencia única. Y tanto. Imposible sentir más de cerca un naufragio en el espacio. La falta de gravedad se siente. Un thriller de ciencia ficción en el que la soledad y la angustia de los modernos robinsones sobrepasan la pantalla, actuando en el ánimo de los espectadores. Y de fondo, siempre la tierra, imponente y aterradora, como un testigo silencioso de una odisea en el espacio.

Con Hijos de los hombres, el director mexicano Alfonso Cuarón hizo su estreno en el género de la ciencia ficción. Ahora, tras más de dos décadas de carrera fílmica, se corona con Gravity. La sorpresa agradable llega de la mano de Sandra Bullock, antigua reina de los melodramas de sobremesa, con una interpretación enorme, contenida y empática, que eclipsa con creces la de su compañero de reparto, George Clooney.

El lobo de Wall Street (Martin Scorsese)

El lobo de Wall Street (Martin Scorsese)

Antes de estallar la burbuja inmobiliaria, conceptos como fraude bancario, corrupción política o malversación pública, ocupaban un espacio secundario en los informativos. Con la crisis financiera han pasado a monopolizar los titulares de prensa y se han convertido en términos familiares para la mayoría de nosotros. Terence Winter, exitoso escritor de HBO con títulos como Los Soprano o Boardwalk Empire,  basa su guion en la novela autobiográfica de Jordan Beltfort, antiguo bróker de Wall Street conocido por estafar a inversionistas en pleno auge bursátil de los noventa.

¿Llegó el momento de que la academia le conceda a Leonardo DiCaprio el Óscar que merece desde hace años? Los caminos de la industria son inescrutables. Y si no, que se lo pregunten a Scorsese… En cualquier caso la asociación ilimitada entre ambos, la quinta en más de una década (desde Gangs of New York, 2002), siempre es sinónimo de gran película. Y nosotros que lo celebramos.

La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche)

La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche)La aportación francesa de la lista lleva la forma de un drama romántico adolescente, con más de tres horas de metraje, de contenido lésbico semierótico, en el que los deseos más íntimos chocan con las normas sociales preestablecidas. La película, aclamada por la crítica internacional, narra el despertar sexual de una joven, sus frustraciones con el sexo opuesto y el descubrimiento de unas alternativas mal vistas. Su explicitas escenas carnales han levantado la polémica entre los sectores más conservadores.

La pareja de jóvenes actrices francesas, formada por Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, impresiona con una interpretación, al tiempo inocente y ardiente, que atraviesa la pantalla por su química. El director tunecino Abdellatif Kechiche da el salto al panorama internacional con su cuarto largometraje. De momento, el tunecino ya se ha alzado con la última Palma de oro del Festival de cine de Cannes. ¿Y el Óscar a la mejor película de habla no inglesa? Tiempo al tiempo.

A propósito de Llewyn Davis (Joel Coen, Ethan Coen)

A propósito de Llewyn Davis (Joel Coen, Ethan Coen)

El Greenwich Village, situado al oeste de Manhattan, albergó en la agitada década de los sesenta (Vietnam, las revueltas pro derechos de la población de raza negra, el hipismo, etc.) los sueños de legiones de poetas llegados desde todos los puntos cardinales del país con una guitarra bajo el brazo. Pero claro, no todos fueron Bob Dylan. La cara que no cuenta la historia, la del dolor y la tristeza que se esconden tras el fracaso, es la que interesa a los hermanos más famosos de la industria del cine. Sin perder nunca vista, por supuesto, el humor surrealista que lleva el sello Coen.

A propósito de Llewyn Davis supone la primera incursión de los Coen (Ethan y Joel) en el mundillo musical, en este caso, en la escena folk neoyorkina de dicha época. Después de Valor de ley, los de Minnesota aplazaron su producción intensa casi anual. La música, el cine dentro del cine o la literatura son un tema recurrente en su obra, prueba inequívoca de su gran pasión por la cultura popular norteamericana.

La gran estafa americana (David O. Russell)

La gran estafa americana (David O. Russell)

El año pasado, tanto Argo como La noche más oscura, demostraron la aceptación del público general por los thriller políticos basado en hechos reales. Ahora llega el turno de La gran estafa americana, una entretenida y osada visión basada en el caso Abscam: la investigación de un agente del FBI sobre un grupo de congresistas implicados en un delito.

David O. Russell (The fighter, El lado bueno de las cosas) se retrotrae a los años setenta para retratar la otra cara del sueño americano. Al espíritu y la estética de la época, el director contagia su elegancia e ironía. Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Christian Bale y Amy Adams completan el reparto más carismático de 2013, con permiso de El consejero.

Agosto (John Wells)

Agosto (John Wells)

En las afueras de Oklahoma, la familia Weston pasa unos días de las vacaciones de agosto en una amplia mansión. La desaparición del cabeza de familia precipitará la exteriorización de los rencores y las miserias de todos sus miembros. Un intenso drama familiar que el polifacético productor de cine, teatro y televisión John Wells, retrata con acidez.

Con George Clonney a cargo de la producción, aportación a considerar después de levantar el Óscar a la mejor película en su última edición con Argo, la cinta llega avalada además por el premio Pulitzer obtenido por la obra teatral homónima de Tracy Letts (August: Osage County) en 2008. Un reparto de muchos quilates, con Meryl Streep a la cabeza, incrementa las expectativas.

Nebraska (Alexander Payne)

Nebraska (Alexander Payne)

Alexander Payne, icono de la comedia independiente (Entre copas, Los descendientes), vuelve a la carga con un habitual y preciso análisis sobre las emociones del ser humano en las situaciones más curiosas. La paleta de Payne siempre asegura delicadeza y lucidez en cada uno de sus trazados.

La cinta se centra en el viaje iniciático de un padre alcohólico y su desde Montana a Nebraska (la cuna del propio director). Una road movie que mezcla bien la comedia ligera, el drama costumbrista y el lirismo, pero sin caer en sensiblerías baratas. Destaca el uso del blanco y negro para potenciar la nostalgia.

El consejero (Ridley Scott)

El consejero (Ridley Scott)

Thriller neo-negro que le sigue los pasos a un prestigioso abogado venido a menos en el recurrente descenso a los infiernos en la frontera tex-mex, primera parada para la introducción en el mundillo del tráfico de estupefacientes.

Primer guion para el cine del escritor estadounidense Cormac McCarthy, uno de los autores más adaptados en el Hollywood de la última etapa. Como ejemplo un botón: la respetada La carretera y la oscarizada No es país para viejosRidley Scott encabeza un reparto mediático (Michael Fassbender, Brad Pitt, Javier Bardem, Cameron Diaz y Penélope Cruz) que no ha dejado a casi nadie satisfecho.

Her (Spike Jonze)

Her (Spike Jonze)

La rareza de la temporada a cargo de uno de los realizadores más innovadores del panorama norteamericano. Un completo ensayo sobre el moderno hombre del siglo XXI y su cada vez más dependiente relación con la tecnología. La historia tiene su miga: un escritor solitario que se enamora de su sistema operativo.

En su primero aventura como guionista, Spike Jonze relata con sutileza e ironía una tragicomedia sobre uno de los temas más candentes del nuevo milenio. Junto a él, Joaquin Phoenix atraviese la pantalla y nos conmueve. Como es habitual, por otro lado. La banda sonora lleva la firma de la banda de rock alternativo Arcade Fire.

Al encuentro de Mr. Banks (John Lee Hancock)

Al encuentro de Mr. Banks (John Lee Hancock)

Las leyendas que rodean la ambigua figura de Walt Disney alimentar mil y una historia. En esta ocasión, Al encuentro de Mr. Banks describe el toma y daca entre el icono de la animación y la escritora australiana P. L. Travers, autora de la popular novela Mary Poppins, por conseguir los derechos para el cine de su obra en 1964.

Un ejercicio de cine dentro del cine que  funciona, sobre todo, gracias a las sólidas actuaciones de dos monstruos de la interpretación como Tom Hanks y Emma ThompsonJohn Lee Hancock debuta en el género del biopic después de sus dos primeros trabajos: El novato y la taquillera The blind side.

Capitán Phillips (Paul Greengrass)

Capitán Phillips (Paul Greengrass)

La aportación realista de la clasificación corre a cargo de la historia de un secuestro, el primero de un barco americano en los últimos 200 años (el carguero Maersk Alabama), a cargo de piratas somalíes. El conflicto se potencia cuando una buena persona, un capitán sacrificado, es obligado a poner en jaque sus propios principios para sobrevivir en una situación de vida o muerte en el Cuerno de África. Una odisea cautivadora que intriga tanto por lo muestra como por lo que sugiere.

Conocido por dirigir las dos secuelas de El caso Bourne, el realizador Paul Greengrass hace uso de sus habilidades como documentalista para dotar a Capitán Phillips de una buena dosis de realismo, acción y dramatismo en su retrato del conflicto emocional. El guion está basado en la experiencia real del capitán Richard Phillips y su odisea en el Océano Índico en 2009. Además cuenta con la rutilante estrella Tom Hanks en el papel protagonista (un icono estadounidense), quien espera regresar a la terna de aspirantes al Óscar, catorce años después de su última nominación por Naufrago (2000).

La gran familia española (Daniel Sánchez Arévalo)

La gran familia española (Daniel Sánchez Arévalo)

Para terminar el inventario cinematográfico del último curso, hacemos hueco para la comedia española del año (sin olvidar a Tres bodas de más, de Javier Ruiz Caldera). La gran familia española resulta un ejercicio de optimismo en una época de gran depresión anímica. Daniel Sánchez Arévalo utiliza el gol de Iniesta, y en consecuencia  el triunfo más grande del deporte español, para inyectar aire fresco en nuestros mermados ánimos.

Una familia formada por un padre viudo y sus cinco hijos con nombres bíblicos juegan su particular partido cuando el más pequeño decide casarse. Con la boda como telón de fondo, entrará en juego una variedad de emociones y de secretos inconfesables en una preciosa y divertida tragicomedia, con una extraordinaria composición de personajes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *