La Historia Interminable.¡Qué recuerdos!

La Historia Interminable

– ¿Y por qué está muriendo entonces…?
– Porque los humanos están perdiendo sus esperanzas y olvidando a sus sueños. Así es como la Nada se vuelve más fuerte.
– ¿Qué es la Nada?
-Es el vacío que queda, la desolación que destruye este mundo y mi encomienda es ayudar a la Nada.
– ¿Por qué?
-Porque el humano sin esperanzas es fácil de controlar y aquél que tenga el control, tendrá el Poder.”

¡Qué recuerdos! Hoy casi a finales del mes de noviembre, y fin de semana, he estado repasando mi filmoteca habitual, y con estos tiempos que corren, me he puesto a buscar alguna que otra película donde, en mi adolescencia, iba mucho al cine. Me encantaba ir al cine, e imagino que quien esté leyendo esto, que sois muchos, estará deacuerdo con este artículo que os voy a escribir.

Era un tiempo feliz, donde la gente iba los fines de semana o a la discoteca o al “pafeto” que te gustaba, despues de ver una película en sesión de tarde-noche en aquel cine donde olía a humedad, a cuerpo humano, mezclado con palomitas y olor dulce que emanaba los refrescos dulces. Qué recuerdos, ¿verdad?

Grandes recuerdos: Ética moral, aventura y acción

En mi ciudad, habían dos grandes cines donde los estrenos, llegaban las colas a dar la vuelta entera a la manzana. Era increíble. La gente iba más al cine, y no era tan caro como hoy en día, por dura y pura desgracia. Esperemos que en este tema, se solucione; aunque hay algún otro evento que hacen para que la gente vaya al cine. Eso sí, sin entrar en polémica, es poco lo que se hace en cuanto a la cultura del cine.

Colas a mansalva para ver “Star Wars”, “Terminator”, “Indiana Jones”, “Las tortugas ninja”, “Top Gun”, o incluso, comedias como sátiras de esta última, “Hot Dogs”, cuando se dió a conocer al jovencísimo Charlie Sheen. Es más, aún recuerdo, a un amigo, que con una escena de una de las películas hazañeras de Indiana Jones,  sale el actorazo Sean Connery haciendo de padre de Indiana Jones, cuando le da a beber del cáliz, enfocándo este en primer plano, en toda la pantalla gigante del cine, la cual saltó diciendo en medio de un absoluto silencio en la sala:-” ¡Fontvella! El agua que no deja huella!”- Bueno, imaginad a toda la sala riendo durante aquella escena…

Realmente ando trascendente, ¿cierto? Más de uno asentaréis con la cabeza: sí.  Tenéis razón, cinéfilos. Todo esto me ha llevado a hacerlo buenamente, claro, debido a  varios filmes, aunque uno más que otro, como es la grandísima, única, auténtica y genuína película, “La historia interminable”.

Sí amigos. Qué película. Qué recuerdos tan entrañables, donde permanecías hasta el último acento de la última palabra en la pantalla cuando finalizaba y no querías que se acabara, que no salerian los créditos, no querías irte de la sala.

Nunca terminará en nuestros recuerdos.

Si nadie recuerda su inmemorable trama, os refresco la memoria. Es una película alemana “Die unendliche Geschichte”, que se estrenó en el año 1984, coproducida entre Alemana Occidental y los Estados Unidos, con un gran género de fantasía y aventura al parecer , no sólo para niños, donde fue dirigida por Wolfang Petersen, basada en la novela homónima de Michael Ende, <<escritor que también  como novela creó “Momo” unos cuantos años atrás en el año 1973>> que aún así, siendo llevada por tres veces al cine, y su gran éxito en las grandes pantallas, el escritor alemán se mostró muy desilusionado ya que habría que variar en su contenido. Siempre le gustó escribir con nombres extraños en sus novelas; eso sí, acertando en cuanto a su estilo literario.

La historia interminable, trata de un libro que habla de un libro.  Fácil, pero no . Es la historia de Bastián Baltasar Bux (Barret Oliver) quien al robar un libro descubre que el libro habla de él y es absorbido por su trama, haciendo que no puede dejar de leer la historia y se sumerge por completo en el mundo de Atreyu (Noah Hathaway) el mismo protagonista, con seres fantásticos como enanos, caracoles de carrera y dragones de la fortuna.

He de decir, que es una de las películas, que contiene muchísma diversidad y cantidad de efectos especiales,  aunque hay una trilogía siendo más flojas que la primera parte,y sin embargo para aquella época en el año 1984 no había uso a penas de estos efectos con ordenadores. De hecho, el director Steven Spielberg obtiene una pieza del rodaje como paño en oro en su oficina, metido en un tarro de cristal. Es curioso, para mi, se merece un ovalado premio, independientemente de que se le galardonara, ya que todo el atrezzo, figuras y decoración, se hizo a mano. Se merece un auténtico mérito.

Aún así, eran unas figuras muy complejas, ya que era necesario a quince personas para poder movilizar las figuras durante el rodaje, donde algunos de estos muñecos hechos de barro y yeso, aún se encuentran en Baviera, haciendo de atracciones más populares la figura original del dragón Fújur. ¿Os acordáis? ¡Yo quería uno en la vida real cuando mis ojos lo vieron! Se vendieron cifras desorbitadas de aquel dragón de las fortunas, y en varios formatos…

En cuanto a su banda sonora original, la canción que mete cuerpo en la fantasía de este viaje de corazón aventurero, está cantada por el artista, Christopher Hamill,y su “Never Ending History” conocido mejor por su nombre de artista Limahl, cantante de pop inglés.

Hizo el salto a la fama como líder y cantante de la banda de pop Kajagoogoo, antes de que comenzara su carrera en solitario. Esta trajo de cola a muchos adolescentes en los colegios y sinceramente, creo que fué una película a parte de trama literaria fantástica, muy educativa, donde se recalcaron muchos valores en esa etapa de la vida de un ser humano, gracias a la inculcación de la narratia y fomentación a la lectura.

Volviendo a la realidad, y de vuelta de lo trascendental, vuelvo a pisar tierra, eso sí, no quedándome con las ganas de verla, e invitaros a que volvais a retomar vuestros recuerdos de adolescencia o infancia, con una trama aventurera, filosófica y de acción, que hace que el protagonista que la ve, se integre también en el film, y que lo viva. Qué recuerdos… Que la disfrutéis. Saludos desde el Universo de Fantasía.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *