El surrealismo y el sueño en el Museo Thyssen

En los años veinte del siglo pasado, el surrealismo surgía en Francia dejando atrás a su padre, el dadaísmo. Aunque todos lo asociamos a la pintura, el surrealismo era un movimiento artístico que también afectó a artes como la literatura.
Su origen procede de las palabras francesas sur (“por encima”) y réalisme (realismo). Es incorrecto, por tanto, hablar de “subrealismo”, ya que viene a significar justamente lo contrario: por debajo de la realidad.

Los artistas se encontraban ante un lenguaje nuevo, fruto de décadas de experimentación. André Bretón, fundador de este movimiento intelectual, ya anunciaba que el elemento onírico ―el sueño― tenía la capacidad de “unir mediante relaciones secretas los elementos más dispares”. El artista, por tanto, sólo tenía que hacer realidad estas relaciones, liberándose del opresor corsé de la conciencia.

La persistencia de la memoria

La persistencia de la memoria

Ayer, 8 de octubre, el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid inauguró la exposición “El Surrealismo y el sueño”, a la que podremos asistir hasta el 12 de enero de 2014. Con un total de 163 obras entre las que se incluyen collages, fotografías, cine y por supuesto pintura, se concibe esta exposición como “una invitación a seguir soñando”, según el filósofo y crítico de arte José Jiménez, también comisario de la exposición.

La exposición, que siguiendo el planteamiento surrealista ofrece algún sobresalto en lugar de un recorrido lineal, se articula en ocho fases organizadas temáticamente: “Los que abrieron las vías”; “Yo es otro (variaciones y metamorfosis de la identidad)”;”’La conversación infinita (el sueño es la superación de Babel: todas las lenguas hablan entre sí, todos los lenguajes son el mismo)”; “Más allá del bien y del mal (un mundo donde no rigen ni la moral ni la razón)”; “Donde todo es posible”; “El agudo brillo del deseo (la pulsión de Eros sin las censuras de la vida consciente)”; “Paisajes de una tierra distinta”; y “Turbaciones irresistibles (la pesadilla, la zozobra)”.

Con motivo de esta exposición se han preparado para los días 8 y 9 de este mes un congreso internacional en el que diversos especialistas en el tema surrealista harán converger sus opiniones sobre el mundo surrealista, el sueño y la influencia de éstos y su proyección en nuestros días. Por otra parte, se ha organizado un curso del 23 de octubre al 11 de diciembre en el que se abordará el surrealismo como actitud vital, con ponentes como Montse Aguer, directora del Centro de Estudios Dalinianos de la Fundació Gala-Salvador Dalí o Román Gubern, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Esta exposición ha recibido préstamos de todo el mundo, incluyéndose en la larga lista el centro Pompidou de París, el museo nacional británico de arte moderno ―más conocido como Tate Modern―, ubicado en Londres, o el museo Metropolitan de Nueva York.

La capital española ya contó de una muestra del surrealismo a través de la exposición “Dalí: todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas” que organizó el museo Reina Sofía, que resultó ser un éxito y se mantuvo desde el 27 de abril hasta el 2 de septiembre, y fue visitada por 732.339 personas.

Exposición surrealismo

Es destacable, además, la presencia de artistas femeninas poco conocidas como Leonora Carrington (surrealista celta de Gran Bretaña), Dora Maar (francesa), Remedios Varo (hispanomexicana) y hasta ocho autoras femeninas más. Junto a ellas encontramos nombres como Magritte, Miró o Breton, y, por supuesto, Dalí, en una exposición que parece dedicarse a algo tan cotidiano y a la vez ajeno como es el sueño.

Las entradas están a la venta por 10€, viéndose reducida en casos de estudiantes, jubilados o similares a 6€. Los niños menores de 12 años, los desempleados y profesionales de bellas artes podrán acceder de manera gratuita.

El hijo del hombre

El hijo del hombre

4 comentarios
  1. Rosa Martínez
    Rosa Martínez Dice:

    ¡No puedo esperar para verla! Qué buenas exposiciones están llegando a los museos madrileños esta temporada. Gracias por la entrada, David.

    Responder
  2. Gabriel Rico
    Gabriel Rico Dice:

    Genial, David, genial. Mi período pictórico preferido ¡y encima acompañado de buenas noticias!

    Ganitas de ir a ver esa maravilla 🙂

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *