El diccionario de la RAE se adapta a la realidad

DRAE-RAE

– Femenino. Débil, endeble.
– Masculino. Varonil, enérgico.
– Periquear. Dicho de una mujer: disfrutar de excesiva libertad.
– Gozar. Conocer carnalmente a una mujer.

Expresiones como estas desaparecerán del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) en este nuevo año 2014. El sexismo en el lenguaje, tema candente y de actualidad ―en ocasiones hasta el exceso― es uno de los retos a los que los académicos se enfrentan, adecuando el diccionario a la que ya será su vigésimo tercera edición.

La nueva obra recogerá hasta 93.000 entradas, con 5.000 nuevas aportaciones respecto a la del año anterior, enmendará el discutido asunto de las profesiones, que tendrán a partir de este año lema doble: alfarero, -ra; herrero, -ra; enterrador, -ra…
Pero no todos los vocablos sufrirán una distinción de género (no veremos periodistos ni dentistos), sino que pasarán a ser un nombre común para ambos géneros, y dependeremos del contexto para interpretar si es un hombre o una mujer quien realiza el oficio: el/la concertino, el/la guardabosque…

drae

El director del DRAE, catedrático de Lengua Española Pedro Álvarez de Miranda, hace especial inciso en que su labor se limita a adaptar el diccionario a las exigencias de la realidad del momento. En este sentido, argumenta que no actúan a instancia de parte sino porque el diccionario, en un determinado momento, dejó de reflejar la verdad.

“Cuando cambia la sociedad, cambia el diccionario”.

Decidir cuándo ha cambiado la sociedad es un arduo trabajo, y la mayoría de las veces es una opinión subjetiva más que una observación empírica. Pero no son pocas las voces que afirman que el DRAE lleva ya varios años de retraso en lo que acomodación a la realidad se refiere. De hecho, el androcentrismo es comprensible hasta cierto punto. Si consultamos la lista de miembros de la RAE veremos que el número de mujeres que ocupa dichos sillones no llega a la decena.

El sexismo no es, sin embargo, todo lo relacionado con la nueva edición del diccionario. La tecnología se ha adentrado y, finalmente, dispondremos de entradas para “chat”, “bloguero” o “tableta” (en lugar del anglicismo tablet). Sin embargo, también nos han sorprendido con acepciones como “tuit” y “tuitear”, “USB” y “autofoto” (término que aún no sabemos si sobrevivirá a selfie). Lo que si sabemos es que, con mayor o menor acierto, la academia trata de hacer honor a su lema.

Lema RAE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *