El Día de Muertos en San Andrés Mixquic

Panteón de San Andrés Mixquic.
El panteón de San Andrés Mixquic durante la noche del Día de Muertos.

El panteón de San Andrés Mixquic durante la noche del Día de Muertos.

Al llegar el mes de noviembre todo México se inunda de ofrendas, flores, velas, comida, alegría y mucho respeto, una explosión de colores y sentimientos, se celebra por todo lo alto la tradición más arraigada del país azteca: el Día de Muertos. Para quién no conozca esta bonita tradición en Quemarropa pueden consultar un artículo que publicamos anteriormente pulsando este enlace.

Esta vez queremos destacar un lugar no tan conocido pero que debe de ser una visita obligatoria para quien quiera conocer de cerca lo que significa el Día de Muertos en México, hablamos del Barrio Mágico de San Andrés Mixquic, en el sur de la Ciudad de México.

En cualquier rincón se encuentra el Día de Muertos.

En cualquier rincón se encuentra el Día de Muertos.

Antiguamente la población de San Andrés Mixquic estaba rodeada de las aguas del lago de Chalco, lo que ha ayudado a pesar de los años y de la desaparición de gran parte de estas aguas, a conservar todo el encanto de un pueblo que se dedicaba a la pesca y a la agricultura en chinampas, de igual forma que se hace en Xochimilco. Todo esto ha permanecido a lo largo de los años, además de las tradiciones, consiguiendo un rinconcito que forma parte de la ciudad pero que esta fuera de todo el ajetreo y que sigue teniendo su encanto como pueblo.

Durante los días 1 y 2 de noviembre, toda su población está dedicada en cuerpo y alma al festejo de Día de Muertos, que preparan con mucha dedicación, esfuerzo y tiempo, reforzando entre sus habitantes esta tradición que nunca se perderá en este bonito rincón de México.

Tradiciones en San Andrés Mixquic.

Tradiciones en San Andrés Mixquic.

¿Qué veremos en San Andrés Mixquic durante estos días de fiesta? Todo el pueblo se llena de turistas y visitantes, tanto mexicanos como extranjeros, creando un ambiente muy bonito y festivo por todos los rincones. Por la calle principal y alrededores se monta una feria dónde encontraremos casi de todo, pero principalmente podremos disfrutar de bonitas artesanías mexicanas, comida típica (la mayoría casera), dulces de todo tipo y hasta la bebida más antigua y tradicional de México el pulque, que recomiendo probarlo aunque nos resulte un sabor poco habitual para una bebida.

Preparando el panteón para sus difuntos.

Preparando el panteón para sus difuntos.

Además de la feria, en la casa de la cultura (que cuenta con un pequeño teatro) y diferentes lugares se preparan bonitas ofrendas y todo tipo de actividades culturales relacionadas con la festividad. Pero lo que recomiendo personalmente es salirse de las calles más transitadas y caminar por callejones y rincones, hablar con la hospitalaria gente de Mixquic que seguro te invitarán a entrar a sus casas y ver las bonitas ofrendas que cada una de las familias del pueblo preparan para sus difuntos. Pero sin ninguna duda, lo que nadie puede perderse es la visita a su conocido panteón en el que el segundo día de noviembre al anochecer se inunda de flores, ofrendas, velas, aroma de incienso y un ambiente mágico que en mi vida he sentido en ningún otro lugar. Las familias se reúnen en las tumbas de sus difuntos, las limpian, las arreglan, las preparan con ofrendas a sus “muertitos” como se suele decir en México y pasan toda la noche junto a su familia recordando y celebrando todo lo bueno que tienen.

El panteón de San Andrés Mixquic durante la noche del Día de Muertos.

El panteón de San Andrés Mixquic durante la noche del Día de Muertos.

No queda más que recomendar muchísimo la visita a San Andrés Mixquic y que descubráis lo que verdaderamente significa la fiesta de Día de Muertos en México, unos días mágicos, alegres y solemnes que recuerdan al mundo que la convivencia con la muerte es algo muy común y normal entre los mexicanos.

Velando a sus difuntos en el panteón de San Andrés Mixquic.

Velando a sus difuntos en el panteón de San Andrés Mixquic.

Fotografía: Antonio Muñoz Hernández.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *