Economía Política y Corrupción

economia política y corrupción
todos a la carcel

Fotograma de la película “Todos a la cárcel” de Berlanga

Continua a ritmo galopante la sangría de nuevos casos de presunta corrupción política. Esta semana nos hemos desayunado con la “ Operación Púnica”, en honor al apellido de uno de los detenidos más ilustres y representativos, Francisco Granados, al que se le acusa de evasión de capital y fraude fiscal. Y así hasta alcanzar la cifra de 35 presuntos sospechosos de percibir comisiones o mordidas del 2-3%. Debería ser motivo de una o varias tesis doctorales, realizar una aproximación a la sociología de la corrupción en España que cubriera una larga etapa de la democracia española, iniciando la investigación en los años de la transición, pasando por las legislaturas del PSOE hasta los gobiernos del PP.
La idea podría ser desarrollar una investigación científica, académica , donde se expondrían los nombres de todos los imputados y condenados finalmente por expedientes de corrupción en su más amplio sentido. A mi lo que más me interesa es conocer los importes, tanto de lo defraudado en España como los saldos aproximados evadidos y colocados en bancos de Suiza y en los diferentes paraísos fiscales. Es decir, habría que instrumentar cómo se comunica esta información a la sociedad , o bien el autor/autores de dicha tesis doctoral o bien la autoridad económica de este país, sea el gobernador del Banco de España, sea el ministro de Economía, o bien el representante de la cartera de Hacienda. Incluso troika española conjuntamente, cada uno con sus matices y datos explicativos. Pero algo hay que hacer ya , este esfuerzo lo demanda el pueblo español con carácter urgente. No consiste sólo en pedir perdón o disculpas por la marrullera actuación de los colegas.
Es muy complicado hablar de economía, de política económica, de austeridad, de sacrificio y renuncia al bienestar, de los mezquinos aumentos de las pensiones, cuando todos los colectivos de las clases más desfavorecidas están hasta las narices, profundamente desolados y desmoralizados, por un lado se les deniega cualquier solicitud o petición de ayuda para unos hijos desescolarizados, sin comedor en los colegios, para los familiares discapacitados o incluso para ayudar a familias que van a ser o han sido ya desahuciadas, y por otro lado contemplan cómo se ha comportado la casta política, de todos los partidos políticos, la derecha , centro e izquierda. De modo que la situación ha llegado al límite, veo muy bien que de una vez, salga todo lo que tenga que salir, los topos están levantando toda la perversión y degradación política que se ha venido enquistando durante los últimos cuarenta años. El propósito ha de ser que todas las familias políticas que componen la casta no vuelva a gozar y disfrutar de escaño. Los partidos respectivos han de sacrificar a sus vacas sagradas, recibir un merecido castigo democrático. Son absolutamente responsables de no haber sabido ni querido regular ni administrar el buen hacer de un sistema democrático. Desconozco qué vendrá después, no lo sé, ni me asusta. Seguro que peor imposible. El tejido político español está necrosado, ha de someterse a una dura y profunda reformulación y una purga civil y penal . Debe aplicársele una sobredosis de transparencia en todos los ámbitos de la administración publica, desde los ayuntamientos a todas las instancias superiores. Empresas publicas y órganos reguladores de la vida política y económica.
Estoy convencido que aplicando una terapia de choque inmediata, bien estudiada, se podrá llegar a las próximas elecciones con la máxima decencia( será difícil, lo sé). También creo en la sabiduría y conciencia del pueblo, hasta ahora impasible y callado, respetuoso con la mayor serenidad y con este desmoronamiento de la ética política. La respuesta ante las urnas, falta poco ya, seguro que será ejemplarizante. Lo que es evidente y cierto es que así no vamos más que a una situación que nadie quiere ni pensar remotamente. Pero si no se frena este proceso de deterioro democrático y cívico, no será difícil que ante tanta provocación, latrocinio y ambición desmedida de lo ajeno, se pudiera producir algún conato de desestabilización.Pensemos que esta coyuntura de desafección política provoca miedos en los agentes económicos que vertebran la inversión en un estado, un colectivo tan sensible como los inversores internacionales, puede reaccionar paralizando los procesos ya iniciados de adquisición de bienes e inmuebles en nuestro país. Existe una ley de oro inquebrantable, fundamentada en la estabilidad política y monetaria de un país para evitar los miedos y pánicos financieros. Esto provocaría huidas de los capitales foráneos y nacionales. No debe cundir el pánico, pero si se acrecienta la desconfianza hacia el sistema político en general. Otra situación que no se debe olvidar es el compromiso que tiene la democracia y la economía española con la Unión Europea, debemos ser más respetuosos con nuestros socios. Corrupción podemos encontrarla en casi todos los países, otra cosa es que todo ayuntamiento o comunidad esté bajo sospecha de corrupción, contratos fraudulentos con empresas privadas, comisiones, etc.
Es necesario disponer de una eficaz política económica pero también es muy importante una racional economía política. Esto significa que los representantes políticos de un país han de vigilar los criterios de distribución de la renta, la justicia económica que convierte a todos en ciudadanos de primera. Puede que sean objetivos utópicos, pero hay que transmitir esa preocupación desde el Poder. En caso contrarío se destruye todo principio de convivencia y respeto a las instituciones. Termino apelando a la conciencia democrática de los ciudadanos, es necesario que todos nos comprometamos en el control de las decisiones que toman nuestros ediles y concejales, hasta los ministros y subsecretarios. La política es muy importante para dejarla solo en manos de los políticos. Lo dicho más regulación y más compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *