De óxido y hueso

Secuencia de la película De óxido y hueso de Jacques Audillac

De óxido y hueso

De la mano del francés Jacques Audillac nos llegó en 2012 la muy galardonada cinta “De óxido y hueso”. Una fuertemente des edulcorada historia de amor entre una bella sirena varada y un lobo solitario.

Al ver De óxido y hueso nos damos cuenta de que la vida es a veces como uno de esos videojuegos de buenos contra malos, solo que en la realidad muchas veces no se sabe quién es quién porque todos poseen sus razones absolutas y cargan con sus ignorancias, todos lo hacemos, me ha hecho reflexionar esta película. Podemos pasar toda una vida aferrados a nuestras certezas incompletas, incluso a nuestros resortes inconscientes, equivocándonos, repitiendo patrones de conducta que nos llevan siempre al mismo punto, y a creer al final que el mundo es así, peor aún, que nosotros somos así, sin advertir que tan sólo nos devuelve un reflejo y todo tiene su explicación. Y esto es así hasta que algo ocurre, algo significativo, algo que supone un punto de inflexión en nuestras vidas, y da al traste con nuestro universo conocido, a veces para mejor.

De óxido y hueso será una de esas películas que les calen hasta los huesos, porque está tejida de sensaciones, más allá de los diálogos, la trama o la estructura, y la fotografía, está el intenso sentimiento que la envuelve con una pátina de ternura. Es una película que nos deja pegados al sofá desde el comienzo, de una intensidad abrumadora que por momentos nos pone los pelos de punta al preguntarnos “¿qué hubiera pasado si…?”.de óxido y hueso

De óxido y hueso: Un romance poco común

De óxido y hueso es una historia de lucha, un romance nada amable que se va construyendo sólidamente desde la realidad inmisericorde de los personajes. Sin escenarios amatorios, sin decorados románticos, sin restaurantes, ni regalos ni París, sin ni siquiera necesidad de saber nada de la vida del otro anterior al momento de su encuentro, sin preguntas y sin necesidad casi de comunicarse con palabras, Stephany y Ali, se reconocen más que se conocen, porque ensamblan a la perfección en lo profundo.

Los personajes en De óxido y hueso, maravillosamente interpretados por Marion Cotillar y Craig Davidson, encarnan dos universos distantes pero en realidad muy afines. Él salvaje, preocupado por sobrevivir, entrenándose para pelear, no logra en ocasiones controlar sus emociones. Ella adiestradora de fieras. ¿Quién mejor? acostumbrada a moverse con cuidado no se asusta fácilmente, porque conoce la ternura y la exquisitez que habita lo indómito. Ella una sirena varada, él el lobo que la lleva en su lomo. De óxido y hueso: una historia que no te puedes perder.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *