DEJA VU: Por siempre Dallas Taylor (1948-2015)

Dallas Taylor.

Dallas Taylor.

De nuevo nos embarga el dolor por la muerte de Dallas Taylor, uno de los baterías más renombrados de los años sesenta y setenta, durante los felices años de mi adolescencia y mis primeros años descubriendo la música americana en toda su amplia dimensión. Qué gran placer disfrutar con las primeras grabaciones de Crosby, Stills & Nash y posteriormente con la integración de Neil Young para completar ese arco de belleza en sus composiciones de los primeros álbumes, CS&N y Deja vu, ya con la participación de Young y la incorporación consolidada de Dallas Taylor. Todavía hoy están de plena actualidad, absoluta vigencia de los hits contenidos en aquellos álbumes magistrales, incluso se está comercializando este ultimo año una caja que recopila las mejores actuaciones y videos de la interminable y agotadora gira de CSN&Y durante el verano de 1974, en EEUU e Inglaterra.

Hay temas extraídos de dichos LPs, como Almost cut my hair, Our house, Teach your children o Woodstock sin olvidar Marrakech y Wooden ships de su primera grabación. Reitero que todos y cada uno de los temas citados han formado parte de mi banda sonora personal durante muchos años, aun hoy vuelvo a escuchar los discos de vinilo, con las portadas originales con las que mi padre me sorprendía cuando regresaba de sus viajes de negocios a Estados Unidos. De modo que para mí los sonidos de batería y percusión de Dallas Woodrow Taylor Jr. los tengo registrados en mi subconsciente, además en aquellos años la batería fue mi instrumento favorito, centraba siempre mi atención en el toque personal de la batería, admiraba a los grupos más vanguardistas de la onda rock, pero el golpe de la batería, el roce de las baquetas con el cuero de los elementos de la batería conseguían una mayor atención a los ritmos de la banda.

Dallas Taylor, una vez centrado con aquel supergrupo de voces armónicas no solo participó en las sucesivas grabaciones para la compañía Atlantic sino que acompañó a Stephen Stills en su carrera en solitario, Manassas fue el grupo que creó Stills después de la separación transitoria del supergrupo, hasta la gira del 74, en la que también se incorporó el finado Taylor. Siempre me ha fascinado su discreción -tanto fuera como el escenario- , su profesionalidad y su saber estar. Siempre dispuesto a tocar la batería cuando lo llamaba algún amigo, y siempre quedaba invitado para una próxima cita.
Crosby, Stills, Nash & Young.

Recuerdo que durante aquellos gloriosos e intrépidos años musicales alternaba los diferentes estilos musicales que estaban pegando fuerte en la costa oeste americana, California y Los Ángeles era todo un hervidero de muy buenos músicos y amigos de la psicodelia, recuerdo la batería de la Credence, Clearwater, Revival, un Stuart Cook magistral y, por supuesto, John Bonham de Led Zeppelin, uno de los mejores baterías de la historia del rock por su sonoridad impactante. Lastima que falleciera también prematuramente en 1980.

Mientras recordaba todos aquellos momentos mágicos disfrutando de todos aquellos discos, la prensa de estos últimos días nos regala algunos artículos sobre una peli que se está estrenando ahora en los cines de Europa, y que a Dallas Taylor le hubiera encantado asistir a su estreno en Hollywood, está nominada para los Oscar 2015 a la mejor película, lleva por título, “Whitplash”,dirigida por Damien Chazelle e interpretada de manera especial por Miles Teller, la película relata la vida de otro gran baterista americano de jazz, Buddy Rich. Es una película con mucho realismo y excelente factura en producción y dirección. Cinta de visión obligada para cualquier melómano que se precie. De alguna manera podría ser el mejor homenaje que le podríamos hacer a Dallas Taylor, además de escuchar algunos de las canciones que grabó con los incombustibles Crosby, Stills, Nash &Young. No me quiero dejar en el tintero que las baquetas de Taylor acompañaron también a Van Morrison, el León de Belfast o Van the Man, inicialmente en el Festival de Montreux en 1974. Estoy convencido que dado el carácter y forma de ser de Dallas Taylor, este no aguantó demasiado tiempo la férrea disciplina y un genio demasiado agrio del irlandés. Pero en cualquier caso reconocer que por el mero hecho de haber contado con él para alguna de sus giras es una prueba irrefutable de las excelsas cualidades artísticas y humanas de este gran músico y baterista, Dallas Taylor. Había nacido en 1948 en Denver   (Colorado) y falleció el 18 de enero en Los Ángeles, California. Descanse en paz.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *