Concha Buika

Concha Buika

“Brindo por las canciones que canto por el mundo, porque al final la canción no es más que un secreto compartido” Concha Buika.

 

Concha Buika, o por su nombre natal verdadero Maria Concepción Balboa Buika, nació en las Islas Baleares, donde vivía su exiliada familia de Guinea Ecuatorial y que a dia de hoy, reside oficialmente en Estados Unidos. Esto es lo que este género musical me transmite liberación y fluidez cuando la oigo y la disfruto. Hija del fallecido ex-político y escritor-poeta guineano Juan Balboa Boneke, se crió en un barrio gitano en Palma de Mallorca la que hizo su segundo hogar, encontrando un flamenco expresivo, que le ayudaría entonces a salir de la dura realidad de pobreza y marginilidad.

Así comienzo hablando de una artista donde choca mucho escucharla, ya que no tiene nada que ver su físico en cuanto a color, con su voz. Y engaña, mucho, pero en el buen sentido de la palabra.

Desenmascara pura fusión

Concha Buika, sorprende, ya que vista en directo -doy fe de ello- no es nada igual a escucharla en sus discos. En directo te atrapa, te hace evadir todos tus pensamientos y en realidad, hace que disfrutes de esta mujer, con esa voz rota pero a la misma vez melódica arrastrante, hasta saborear la ultima nota musical que emana de su boca. La ví hace tiempo en directo, y fueron los cinco euros mejor gastados de mi vida en un concierto.

Las tablas musicales de Concha Bika son de admirar, ya que al nacer en una comunidad de esa raza, se interesó por este tipo de música, donde luego la adornó y fusionó más tarde a sus propios estilos musicales, unidos a tonos de Jazz, Soul y Funky. ¿Quién haría una cosa así? ¿Flamenco con esos géneros mezclados como si de una ensalada bien hecha se tratara? Pues sí.

Aunque no solamente tiene estos registros de flamenco fusionados. Concha Buika también ha trabajado con disc jockeys como “Dj Chus” y “David Penn” o el famoso Kiko Navarro en canciones como “Will I” o “Soñando contigo” del género de música electrónica-house o incluso deep-house.

En su cuarto disco “Niña de fuego” del año 2008 fue donde Concha Buika se consideró su estrellato musical en alza, con “Mi niña Lola” o “No habrá nadie en el mundo”, que despues de algunos conciertos en Miami, Nueva York o Los Ángeles, el disco recibió dos nominaciones a los premios Grammy Latinos de ese mismo año, al álbum del año y su mejor producción.
Hay que destacar de esta artista, que dos canciones suyas, “Por el amor de amar” y ” Se me hizo fácil” fueron elegidas por Pedro Almodovar para la banda sonora de una de sus famosas películas “La piel que habito”, y colaborando con artistas como Nelly Furtado, Seal, Antonio Carmona, Victoria Abril o Jose Luis Perales.
De su último trabajo, pero aún sin publicar, podemos saber de dos singles: ” Vivir sin miedo” y “Carry Your Own Weight” con Jason Mraz, que imaginamos que dentro de poco se lanzará.
Concha Buika también se pierde entre los poemas tentadores de Chabela Vargas -a parte su pasión por una de las más grandes del flamenco, Lola Flores– donde muestra su más “Buika con Buika”, nos hace vibrar de anexión en cuanto a su arte flamenca, haciendo uso y disfrute de esa onda musical que nos deriva sin paliar palabra a un estado de vaivén, mientras ella nos mece con su tono de voz.
Y así es, con ese mecer que nos ofrece, os dejo esperando que disfruteis con este ángel de piel canela, que os brindará el cielo seguro. Y recordad: “Ni pa´ ti, ni pa´ mi, si no pa´ vosotros”. Abrazos.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *