Cuenta-conmigo-Stand-by-me

Cuenta conmigo: Stand by me

Cuenta-conmigo

Cálido recorrido por la adolescencia, con resultado de encanto y silbable, junto a la banda sonora que ayuda.

Cuenta conmigo: Stand by me. Y así es, cinéfilos. Traemos esta semana una muy buena recomendación, de los años casi 90 en las grandes pantallas, aunque basada en los finales de los años 60.

Este film, fue una de las aventuras de amistad de adolescencia, con una pizca de dramatismo incluido que llegó mucho a las personas, que se basó en una de las novelas autobiográficas muy famosas de Stephen King, “El cuerpo”.

Está dirigida por Rob Reiner y protagonizada por Wil Wheaton, el fallecido River Phoenix, Corey Feldman y Jerry O’ Connell en papeles principales y unos jovencísimos Jhon Cusack y Kiefer Sutherland . En una trama como esta en Cuenta Conmigo: Stand by me, nunca se ha repetido una cantera de actores niños tan buenos, y aquí posiblemente se junten unos pocos.

Es una trama donde se cuenta la historia narrada en primera persona como protagonista secundario, y los hechos que van sucediendo a lo largo de las ocurrencias, charlas intrascendentes llenas de filosofía personal, junto a un emocionante viaje lleno de aventura, humor, reflexión y nostalgia. Cuenta conmigo: Stand by me no solamente se trata de una película de adolescentes, donde ocurren hazañas heroicas durante el trayecto. Llega a más cuando finalmente descubrimos un sinfín de sensaciones y valores dentro de esta que acentúa el simbolismo del paso a la madurez.

El miedo, otra de las constantes en el mundo infantil, hace acto de presencia en no pocas ocasiones, que esta vez será a los aullidos en la oscuridad, y donde el mecanismo de defensa es, una vez más, mostrado con talento por Reiner que hace que sus protagonistas lo transformen en juego para sobrellevarlo mejor.

Cuenta conmigo, Peripecia cinematográfica.

Las situaciones tensas y largas, también harán de varias escenas para llevar mejor los afrontamientos de cada protagonista, lo que hace más morboso y llevadero todos los momentos de la película.

A través de unos diálogos magníficos que Cuenta Conmigo: Stand by me conlleva, y sin caer jamás en la voz en off fácil, el guión hace hincapié en lo que significa para alguien de esa edad mentir a tus padres, leer comics, vacilar a algún colega o que un “chulito” te vacile a ti. Y de eso sabe cualquiera, por eso hemos pasado absolutamente todos. Y el que no haya hecho nada de esto en su infancia, no ha tenido infancia, y se ha perdido una de las partes más brutalmente divertidas de la vida.

Cabe destacar también su BSO en donde en aquellos aterciopelados años 60 la música era y sigue siendo muy buena . Artistas conocidos como Buddy Holly, The Chordettes, Ben. E King, o Jerry Lee Lewis entre otros nos acompañan durante la trayectoria de la película haciendo que sea mas amena.

Lo peor de la película, es que los chavales de hoy en día, no la puedan entender. Lo mejor, los valores en conjunto que nos brinda la vida a cada uno en una etapa muy difícil como es la adolescencia y la juventud, junto a sus percepciones e incluso intuiciones aprendiendo a vivir y compartir grandes amistades. De eso se trata esta peripecia cinematográfica, de la valiosa amistad. Saludos, y no olvideis, que podeis contar conmigo, nunca mejor dicho…

 

El Despertar de la Fuerza

Star Wars: Episodio VII – El Despertar de la Fuerza

El Despertar de la FuerzaDespegando desde la Tierra, yendo al lado más oscuro de las fuerzas del espacio y sus alrededores, recogeremos y os mostraremos un nuevo enunciado cineasta muy importante. Si os dieran a elegir, entre un TIE Defensor, Z-95 o el Halcón Milenario para despegar hacia el universo plagado de velocidades de la luz, cargado de protones y torretas defensoras, ¿cuál elegiríais? Yo me quedaría con todas ellas, sinceramente.
Me imagino que a algunos le sonará de qué estoy hablando, aunque dicho así con esos nombres, habrá más de uno que no os suene, ¿cierto?
Bueno, para aquellos que habéis optado por lo correcto, sí: hablamos de Star Wars, en su nueva entrega: El Despertar de la Fuerza, por supuesto.
Bajo esta franquicia de medios estadounidense y concebida por el guionista, director y productor de cine George Lucas, desde Quemarropa Magazine, nos encapsulamos en una de las varias naves que dispone para lanzarnos hacia la Estrella de la Muerte y ver cómo se desarrolla su nuevo film que probablemente llegará en pantallas el 18 de Diciembre de este año, que quizá no tenga desperdicio alguno para quien continúa con este género conocido como “space opera”.

Esta vez, continúa su séptimo lanzamiento “Star Wars: Episodio VII – El Despertar de la Fuerza o La Guerra de las Galaxias: Episodio VII – El Despertar de la Fuerza ” donde transcurre treinta años después del sexto episodio, “Return of the Jedi: El Retorno del Jedi”. Sin embargo, hay que decir, que el retirado George Lucas esta vez no ha hecho la casa entera, sino que ha colaborado con un par de ladrillos, como consultor, ya que al vender por una “burrada” de miles de millones de euros a Walt Disney, puesto que este nuevo capítulo, está escrito y dirigido por J.J. Abrams, propietario de Bad Robot Productions, entre otras cosas como actor y compositor, siendo premiado como mejor director de serie “Lost”, junto a su colaboración con el film “Armageddon”.

Star Wars, El Despertar de la Fuerza: space opera

El rodaje que se realizó en estudios de exteriores repartidos entre Reino Unido, Islandia y Emiratos Árabes Unidos, comenzó en Abu Dabi en mayo de 2014, donde acabó en los estudios Pinewood en noviembre del mismo año.
Y sobre curiosidades andamos, ya que los actores originales de la saga, como Mark Hamill (Luke Skywalker), Carrie Fisher (Leia Organa o Princesa Leia) y Harrison Ford (Han Solo) entre otros como Ewan McGregor (Obi-Wan Kenobi), estarían dispuestos a retomar sus papeles , salvo que Harrison Ford dijo que su personaje ya no tenía ningún interés para él ; o que Samuel L. Jackson afirmó que a pesar de que su personaje falleciera en “La Venganza de los Sith”, estaría dispuesto a aparecer en forma de fantasma o espíritu.

La idea original de George Lucas sobre la nueva trilogía era que abordara «problemas de tipo moral y filosófico» y que tratase «sobre la comunidad Jedi, la justicia, la confrontación y sobre poner en práctica lo que has aprendido».
En fin, arrancaremos motores con ansias al universo, con o sin C-3PO y R2-D2 de copilotos, esperando a que llegue a las grandes pantallas, y cuál será su desenlace final, ya que, “la saga continúa”. Que la fuerza os acompañe.

El caso de la televisión pública en México.

El caso de la televisión pública en México

Quemarropa presenta: El Caso de la televisión pública en México, un reportaje que recorre la historia de la televisión pública en México desde sus orígenes, su modelo mixto aunque tendiendo al estadounidense, la evolución que ha tenido hasta nuestros días, el duopolia actual de las dos grandes cadenas televisivas mexicanas, el panorma actual de la televisión pública destacando sobre todo los dos canales culturales más fuertes canal Once y canal 22, terminando con la cuestión de como se prevee el futuro de la televisión pública y cultural en México.
El reportaje cuenta con los testimonios de expertos que dan su punto de vista sobre la temática. Si quieren saber más vean el reportaje que nos trae Antonio Muñoz Hernández para Quemarropa.

Chespirito en los comienzos de la serie El Chavo del 8.

Hasta siempre Chespirito

Chespirito en los comienzos de la serie El Chavo del 8.

El pasado viernes 28 de noviembre falleció el actor mexicano Roberto Gómez Bolaños, más conocido como “Chespirito”. Murió rodeado de su familia y su esposa en su residencia de Cancún, dejando al pueblo mexicano sin uno de los referentes cómicos más importantes de toda Iberoamérica.

“Chespirito” dio vida a personajes tan conocidos como El Chavo del 8 o El Chapulín Colorado. A principio de los años 70 empezó a emitirse sus programas en televisión, creando varios personajes, que a los pocos años se exportarían a casi todos los países de Latinoamérica y España. Tanto fue el éxito, que actualmente todavía se emiten los programas originales en numerosos lugares de habla hispana, además de haberse traducido a otros idiomas en más de diez países.

Roberto Gómez Bolaños empezó su carrera en una agencia de publicidad, lo que le llevó a relacionarse con la radio y la televisión. Durante los años 50 empezó a escribir guiones para televisión, lo que le hizo empezar a dar sus primeros pasos como actor a principios de los años 60. Pero fue en 1970 cuando se estrenó su serie “Chespirito” en la que aparecían sketches de los personajes de El Chapulín Colorado y El Chavo del 8. Tres años más tarde, cada personaje tenía su propio programa de televisión, llegando a los hogares de casi toda américa latina.

Chespirito en El Chapulín Colorado.

Mucha gente todavía no sabe de dónde viene su apodo “Chespirito”. El director de cine Agustín Delgado lo apodó así como castellanización y en diminutivo de William Shakespeare. Con sus personajes nos transmitía mucho más que humor, caricaturizando rasgos latinos de aquella época y enseñándonos a reírnos de nosotros mismos.

Mucha gente criticó a “Chespirito” por su humor simple y sencillo, pero hizo algo que pocas personas han podido hacer, sacar la sonrisa de varias generaciones durante más de cuatro décadas en ambas partes del Atlántico. “Chespirito” creó a El Chavo del 8, un niño pobre que vive en un barril y que se siente incomprendido por el mundo. Rodeado de personajes como la Chilindrina, una niña que se aprovecha de los demás niño. Doña Florinda, una madre soltera que tiene a su amante, el profesor Jirafales. Quico, el niño malcriado y mejor amigo de El Chavo. Don Ramón, el padre de la Chilindrina, hombre malhumorado pero de gran corazón.

Se inventó al único superhéroe latino, El Chapulín Colorado. Que destacaba por su torpeza y su gran corazón, y a pesar de todo siempre salía ganando. Nos dejó frases que todos recordaremos siempre, “no contaban con mi astucia” o “todos mis movimientos están fríamente calculados”.

Muchos de sus compañeros y amigos dedicaron unas palabras al querido y conocido actor “Chespirito”:

“Llegó al cielo una persona sensacional, al cual todos hemos admirado y hemos querido mucho. Hay fiesta en el cielo. Los ángeles están felices, los santos y papá Dios porque llegó al cielo Roberto Gómez Bolaños”.

María Antonieta de las Nieves, la “Chilindrina”.

“Roberto merece el mejor de los homenajes, traspasó fronteras, edades y estratos sociales. Su obra quedará en la historia de la comedia mexicana”.

Rubén Aguirre, el “profesor Jirafales”.

“Roberto, no te vas, permaneces en mi corazón y en todos los corazones de tantos a los que nos hiciste felices. Adiós chavito hasta siempre”.

Edgar Vivar, el “Señor Barriga”.

No sé si fue “sin querer queriendo”, pero Chespirito se fue de este mundo dejándonos muy buenos recuerdos de niños, cuando nos sentábamos delante del televisor para disfrutar de todas las locas historias que nos regaló durante décadas. Hasta siempre Roberto.

Chespirito en El Chavo del 8.

Secuencia de la película De óxido y hueso de Jacques Audillac

De óxido y hueso

De óxido y hueso

De la mano del francés Jacques Audillac nos llegó en 2012 la muy galardonada cinta “De óxido y hueso”. Una fuertemente des edulcorada historia de amor entre una bella sirena varada y un lobo solitario.

Al ver De óxido y hueso nos damos cuenta de que la vida es a veces como uno de esos videojuegos de buenos contra malos, solo que en la realidad muchas veces no se sabe quién es quién porque todos poseen sus razones absolutas y cargan con sus ignorancias, todos lo hacemos, me ha hecho reflexionar esta película. Podemos pasar toda una vida aferrados a nuestras certezas incompletas, incluso a nuestros resortes inconscientes, equivocándonos, repitiendo patrones de conducta que nos llevan siempre al mismo punto, y a creer al final que el mundo es así, peor aún, que nosotros somos así, sin advertir que tan sólo nos devuelve un reflejo y todo tiene su explicación. Y esto es así hasta que algo ocurre, algo significativo, algo que supone un punto de inflexión en nuestras vidas, y da al traste con nuestro universo conocido, a veces para mejor.

De óxido y hueso será una de esas películas que les calen hasta los huesos, porque está tejida de sensaciones, más allá de los diálogos, la trama o la estructura, y la fotografía, está el intenso sentimiento que la envuelve con una pátina de ternura. Es una película que nos deja pegados al sofá desde el comienzo, de una intensidad abrumadora que por momentos nos pone los pelos de punta al preguntarnos “¿qué hubiera pasado si…?”.de óxido y hueso

De óxido y hueso: Un romance poco común

De óxido y hueso es una historia de lucha, un romance nada amable que se va construyendo sólidamente desde la realidad inmisericorde de los personajes. Sin escenarios amatorios, sin decorados románticos, sin restaurantes, ni regalos ni París, sin ni siquiera necesidad de saber nada de la vida del otro anterior al momento de su encuentro, sin preguntas y sin necesidad casi de comunicarse con palabras, Stephany y Ali, se reconocen más que se conocen, porque ensamblan a la perfección en lo profundo.

Los personajes en De óxido y hueso, maravillosamente interpretados por Marion Cotillar y Craig Davidson, encarnan dos universos distantes pero en realidad muy afines. Él salvaje, preocupado por sobrevivir, entrenándose para pelear, no logra en ocasiones controlar sus emociones. Ella adiestradora de fieras. ¿Quién mejor? acostumbrada a moverse con cuidado no se asusta fácilmente, porque conoce la ternura y la exquisitez que habita lo indómito. Ella una sirena varada, él el lobo que la lleva en su lomo. De óxido y hueso: una historia que no te puedes perder.

Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)

Pulp Fiction: 10 cosas que no sabías

Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)

Pulp Fiction es, probamente, la mejor película estrenada durante toda la década de los noventa. Y si no lo es, poco le faltará para serlo. Lo que no admite dudas es que la mayoría de nosotros hemos disfrutado (en al menos una ocasión) de la gran obra maestra de Quentin Tarantino, segunda bala en la recámara del director norteamericano después de su arrollador debut con Reservoir Dogs. Quien más y quien menos, repite algunos de sus brillantes diálogos o recuerda varias de sus memorables escenas. Sin embargo, y a pesar de su enorme popularidad, muchas curiosidades y anécdotas han quedado al margen del gran público. En la siguiente lista os presentamos algunas de ellas:

Leer más

Ben-Hur (William Wyler, 1959)
,

10 películas para la Semana Santa

Ben-Hur (William Wyler, 1959)

Ben-Hur (William Wyler, 1959)

La Semana Santa es tiempo de contrastes: vacaciones para algunos, procesiones para otros…y mucho cine para todos. El tiempo libre es lo que tiene: aumentan las horas del día frente al televisor y las cadenas no dudan en atiborrar sus parrillas con el catálogo habitual de películas de temática religiosa. Es decir, interpretaciones de las sagradas escrituras bajo la forma de aventuras históricas, épicas leyendas (el péplum) y grandes superproducciones basadas en el amplio repertorio narrativo de la Biblia, la vida de Jesucristo y la caída del Imperio romano. Todo un despliegue colosal de decorados espectaculares, presupuestos por las nubes, vestuarios llamativos, ejércitos de figurantes  y duración desmesurada del metraje.

La epopeya bíblica ya forma parte de muchas rutinas cinéfilas durante las Pascuas. El estreno reciente de Noe (Darren Aronofsky, 2014) confirma la tendencia. A continuación, repasamos las más destacadas:

Ben-Hur (William Wyler, 1959)

La odisea cinematográfica por excelencia, un despliegue sin igual de entretenimiento, arte, épica, belleza y técnica al servicio de todos los aficionados al séptimo arte. En pleno auge del Imperio romano, dos antiguos amigos (Judá Ben-Hur y Mesala) cruzan sus destinos hasta convertirse en enemigos irreconciliables. Basándose en la novela de un general de la guerra de secesión estadounidense (Lewis Wallace), William Wyler compuso una historia sobre la amistad, la religión, la injusticia, la venganza y la redención. Un presupuesto faraónico (el más grande hasta la fecha) precedió  un éxito descomunal, tanto para la crítica como para la taquilla, coronado con el botín de once Oscar de los doce a los que estaba nominado. Obra maestra.

El evangelio según San Mateo (Pier Paolo Pasolini, 1964)

El neorrealimo, la corriente artística que agitó los cimientos cinematográficos de todo el mundo a partir de su compromiso social, también acudió a la Biblia para enriquecer su filmografía. Hasta aquí nada extraño. La curiosidad estriba en que el encargado, en esta ocasión, de recrear con fidelidad y respeto la vida de Jesucristo fue Pier Paolo Pasolini, un ateo y comunista convencido. La sencillez de la propuesta neorrelista contrasta con las artificiosas fabricadas en Hollywood, mientras que el retrato del protagonista se centra más en su faceta de líder que en su carácter de mártir.

Los diez mandamientos (Cecil B. DeMille, 1956)

La década de los cincuenta se recuerda como la época en la que los grandes estudios se enfrentaron a un nuevo y poderoso enemigo: la televisión. El glamour de Hollywood también vivió una mala época, y los estudios trazaron su nueva estrategia confiando en las grandes superproducciones. Si bien no alcanzó el éxito de Ben-Hur, la trascendencia de Los diez mandamientos no fue pequeña. Criado desde su nacimiento por la nobleza egipcia, Moises descubre sus orígenes hebreos y decide conducir a su pueblo hacia la libertad. De nuevo Charlton Heston como protagonista y cara más reconocible de una manera reconocible de hacer cine.

La última tentación de Cristo (Martin Scorsese, 1988)

Más allá de las versiones canónicas que inundaron las pantallas en los cincuenta y sesenta, la figura de Jesucristo también alimentó otro tipo de miradas más controvertidas. Fue el caso de La última tentación de Cristo un retrato más cercano a la ficción que pretendía alejarse de las versiones oficiales alimentadas por los evangelios. Una propuesta tan osada y polémica (poco recomendada para los más devotos) que no podía llevar otra firma que la de uno de los cineastas con más raza y talento de las últimas décadas: Martin Scorsese.

Los diez mandamientos (Cecil B. DeMille, 1923)

El maestro Cecil B. DeMille abrió la veda de las superproducciones históricas con su primera versión de Los diez mandamientos. Un preludio de la espectacularidad del remake de 1956 en pleno periodo mudo y con uno medios mucho más modestos. A pesar de la precariedad en las herramientas, los efectos técnicos lograron un resultado muy logrado para la época. Theodore Roberts se avanzaría a Heston en el papel de Moises.

Espartaco (Stanley Kubrick, 1960)

Suena raro, pero hubo una vez que un cineasta tan independiente como Stanley Kubrick se embarcó en un proyecto de los denominados comerciales, aquellos que están dirigidos por un gran estudio cinematográfico. Difícil contraste si tenemos en cuenta que el neoyorquino siempre se arriesgó con proyectos personales que escapaban a influencias externas. En un principio la epopeya del esclavo tracio más famoso de la historia iba a ser dirigida por Anthony Mann, hasta que por desavenencias con Kirk Douglas la Universal decidió el cambio de realizador. La mano de Kubrick ayudó a elevar al péplum al siguiente nivel, tanto a nivel técnico como artístico, conduciendo al proyecto junto a un magnífico (y mal avenido) elenco de actores al éxito absoluto.  A pesar de las reticencias y la mala conciencia por ceder parte de su esencia, Espartaco consagró al director en el estrellato.

La pasión de Cristo (Mel Gibson, 2004)

Ya en el nuevo milenio asistimos al renacimiento del drama bíblico. El hijo de Dios regresaba al centro de la escena gracias al muy creyente Mel Gibson. El australiano buscaba, con realismo y devoción, acercase al sufrimiento de sus últimos días de vida. Y a fe que lo consiguió. Hasta el punto de convertirse en el blanco de muchas críticas por ese empecinado afán de retratar tal pasión a través de unos excesos gráficos, una violencia demasiado grotesca (casi gratuita) y un latente rencor hacia el pueblo judío. Jim Caviezel y Monica Bellucci encarnaron los papeles protagonistas.

Rey de reyes (Nicholas Ray, 1961)

Una nueva vuelta de tuerca sobre la vida y milagros de Jesucristo. Grabada íntegramente en España, y con la presencia de Jeffrey Hunter como protagonista y Carmen Sevilla en el papel de María Magdalena, la versión de Nicholas Ray (icono del western y las producciones mastodónticas) se presenta un tanto menos dramática que otras más centradas en reflejar (muchas veces con sadismo) el sufrimiento de los últimos días de Jesús de Nazaret.

La historia más grande jamás contada (George Stevens, David Lean, 1965)

Retrato completo y gigantesco de la vida de Jesucristo según los evangelios, desde su nacimiento en la ciudad de Belén hasta la pasión de su trágico y esperanzador desenlace. Un biopic en toda regla con el mítico actor sueco Max von Sidow, con su aire enigmático herencia de su labor junto a Ingmar Bergman, encabezando un mediático reparto. El fracaso comercial un año antes de La caída del Imperio romano adelantaba la decadencia del género, y con ella, la de una manera excesiva y (en ocasiones) artificiosa de hacer cine.

El príncipe de Egipto (Simon Wells, Steve Hickner, 1998)

Terminamos nuestra recopilación con la aportación del mundo de la animación a la reconstrucción histórico-bíblica. Dreamworks se apuntaría el primer triunfo del género fuera de los estudios Dysney con El príncipe de Egipto, una nueva versión sobre la leyenda de Moisés, la liberación del pueblo judío, su éxodo posterior y la tabla de los mandamientos. Visualmente brillante, trata con complejidad el aspecto psicológico de los personajes y sus temáticas, alejándose de cualquier concepción infantil preconcebida. Inolvidable la maravillosa interpretación de When you believe, el tema central de la película, por parte de las divas Whitney Houston y Mariah Carey.

Groucho Marx, sus mejores frases de cine
,

Groucho Marx: Estos son mis prncipios

Groucho Marx: sus mejores frases de cine

Groucho Marx: sus mejores frases de cine

“Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros”; “¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?”; “¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?”. El ejercicio de recopilar las mejores frases pronunciadas o escritas por el genial Groucho Marx representa siempre una labor divertida, al mismo tiempo que interminable. Durante su ingeniosa vida brilló en cada una de sus aportaciones en libros, películas, medios de comunicación y demás apariciones públicas, plagando todas sus intervenciones de una ironía y una verborrea incontenible.

En esta ocasión nos centraremos en una recopilación canónica de sus frases más tronchantes  atendiendo en exclusiva a la filmografía de los hermanos más brillantes de la historia del cine:

Los cuatro cocos (1929)

– “¿Hace muchos años vine a este país sin una moneda de cinco centavos en el bolsillo. Hoy […] tengo una moneda de cinco centavos en el bolsillo.”

El conflicto de los Marx (1930)

– “Es usted la mujer más bella que he visto en mi vida… lo cual no dice mucho en su favor.”

Pistoleros de agua dulce (1931)

– “Agente: Oiga, esta foto de su pasaporte no se le parece.

Groucho: Bueno, tampoco se parece a usted.

Agente: ¡Este hombre no tiene bigote!

Groucho: Bueno, la barbería no estaba abierta esta mañana.”

Plumas de caballo (1932)

– “Camarero: ¿Quién me va a pagar las copas?

Quincy: ¿Puede cambiarme un cheque de quince dólares y veintidós centavos?

Camarero: Desde luego… Cinco, diez, quince y veintidós.

Quincy: Gracias, cuando tenga un cheque de quince dólares y veintidós centavos vendré a verle.”

Sopa de ganso (1933)

– “¡Hasta un niño de cinco años sería capaz de entender esto!… Rápido, busque a un niño de cinco años, a mí me parece chino.”

– “No permitiré injusticias ni juego sucio, pero, si se pilla a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, lo pondremos contra la pared… ¡Y daremos la orden de disparar!”

– “¡Si le encuentran estará perdido! ¡Qué tontería! ¿Cómo voy a estar perdido si me encuentran?”

– “¡Cavar trincheras! ¡Con nuestros hombres cayendo como moscas! No tenemos tiempo para cavar trincheras. Las tendremos que comprar prefabricadas.”

– “Fiscal: Chicolini, ¿Cuando nació usted?

Chicolini: No me acuerdo, no era más que un bebé.”

Una noche en la ópera (1935)

– “Hasta luego cariño… ¡Caramba!, la cuenta de la cena es carísima… ¡Es un escándalo!… ¡Yo que tú no la pagaría!”

– “Estaba con esa mujer porque me recuerda a usted… sus ojos, su cara, su risa… todo me recuerda a usted… excepto usted.”

– “Oiga mozo, ¿y no sería más fácil que en lugar de intentar meter mi baúl en el camarote, metiera mi camarote dentro del baúl?”

Un día en las carreras (1937)

– “Señorita… envíe un ramo de rosas rojas y escriba “Te quiero” al dorso de la cuenta.”

– “Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo.”

– “¿Que esta mujer me prepara una encerrona?… ¡¡Oh!!, ¡que me encierren con ella!… ¡no podría ocurrirme nada mejor!”

El hotel de los líos (1938)

– “¿Pagar la cuenta?… ¡Qué costumbre tan absurda!”

– “El verdadero amor sólo se presenta una vez en la vida… y luego ya no hay quien se lo quite de encima.”

– “Groucho: ¿Quince mil dólares para nuestra obra? Con esa cantidad, al señor Davis no le importará escribir un papelito para esa joven.

Davis: ¡No cambiaré ni una linea de la obra!… Shakespeare nunca cambió ni una linea.

Groucho: Porque no debía mil doscientos dólares… Y no tendrá que cambiar nada, esa joven puede hacer uno de los mineros.

Davis: ¿¡Pero cómo va a hacer de hombre una mujer!?

Groucho: ¡Señor Davis, haga el favor de no desviar la conversación hacia temas escabrosos!… Yo sólo produzco obras morales.”

– “Camarero: ¡Oh!, el papel que me ofrecen es la oportunidad de mi vida. Les traeré la comida que me piden aunque esté prohibido. ¡Ahora mismo vuelvo!… ¡¡Por el arte!!

Davis: ¡He ahí un artista!

Chico: ¡Ya lo creo que lo es, le he visto llevar doce platos a la vez!”

Una tarde en el circo (1939)

– ¿Tienes un lápiz? Me dejé la máquina de escribir en los otros pantalones

Los hermanos Marx en el oeste (1940)

– “Está loca por mí. ¡Qué mujer no lo está! Yo sé que va usted a preguntarme cuál es mi secreto… ¡Voto al diablo que sois osado! El secreto es no darles a entender que se las quiere. No ir nunca tras ellas. Que ellas vayan detrás de ti. Hay que avivar el cariño del amor con el abanico de la indiferencia…”

– “¡Es la guerra! ¡Traed madera! ¡Más madera!”

Una noche en Casablanca (1946)

– “Cliente: Señor, esta señora es mi esposa. ¡Debería usted avergonzarse!

Groucho: Si esta señora es su esposa, ¡usted es el que debería avergonzarse!”

 

Her (Spike Jonze, 2013)
,

Her, de Spike Jonze

Her (Spike Jonze, 2013)

Her (Spike Jonze, 2013)

Siempre que la cartelera anuncia una nueva película del controvertido Spike Jonze las reacciones dispares se suceden, florecen los sentimientos encontrados. Existen los que celebran el regreso del más arriesgado, inclasificable y vanguardista de los realizadores norteamericanos, pero también los que adelantan una nueva demostración pretenciosa y cargante de un cine pomposo pero raquítico. Con Her, un original ensayo de ciencia ficción sobre la soledad del hombre tras la revolución tecnológica, el director de Cómo ser John Malkovich, El ladrón de orquídeas y Donde habitan los monstruos nos brinda, con ironía y lirismo, una introspectiva y anacrónica mirada sobre las emociones humanas más íntimas en un entorno de confusión futurista y melancolía urbana. El director experimenta con una historia agridulce, conmovedora hasta en los momentos abonados a la diversión. Un entretenimiento, por cierto, repleto de situaciones que rozan el esperpento.

Leer más

,

Películas y Series Yonkis: un adiós inesperado

peliculasyonkis

“Películas y Series Yonkis cierran inesperadamente” Fuente: paginasparaverpeliculas.info

El pasado viernes, Películas Yonkis y Series Yonkis, los portales que permiten descargar y visualizar de forma gratuita, películas y series en Internet, cerraron de forma imprevista. Se eliminaron todos los enlaces que te permitían acceder a los contenidos. Los usuarios siguen esperando una explicación por un cierre inesperado que los ha dejado totalmente sorprendidos.

Actualmente, si el usuario intenta pinchar en cualquier link de ambos portales, es trasladado a una página web de pago que te obliga a introducir tu número de teléfono móvil.

El motivo de este cierre es aún desconocido, pero ha coincidido con la presentación del anteproyecto para la nueva Ley de la Reforma de la Propiedad intelectual, una ley que prevé penas de hasta 6 años de cárcel y multas de hasta 300.000€.

Leer más