Brokeback Mountain se estrena en el Teatro Real

Brokeback Mountain: Ópera estrenada en el Teatro Real
Brokeback Mountain: Ópera estrenada en el Teatro Real

Escena de la ópera Brokeback Mountain. Fuente: www.diario.es

El pasado martes, 28 de enero tuvo lugar en el Teatro Real de Madrid el estreno  mundial de la opera Brokeback Mountain. Dicha opera está basada en el cuento originalmente escrito por Annie Proulx y que ya fue adaptada para la gran pantalla en el año 2005 con el título de “Brokeback Mountain: En terreno vedado”  y con gran éxito, ya que fue galardonada con tres Oscars y cuatro Globos de Oro.

Tal y como nos aclara el director de la opera Charles Wuorinen, los medios del cine y del teatro son totalmente diferentes y no dan para comparaciones entre ellos. Aunque las referencias son inevitables. Dadas las limitaciones que ofrecen de los motajes teatrales, el director de escena Ivo van Hove, consideró que la mejor forma de trasladar al escenario las agrestes e inhóspitas montañas de Wyoming (Estados Unidos) en las que se desarrolla la trama de la historia sería mediante la proyección de videos grabados en dicho entorno. De esta forma nos ofrecen un punto de vista diferente al que estamos acostumbrados, pero dando un toque importante de realidad al montaje.

Este estreno mundial de la adaptación a opera de Brokeback Mountain ha levantado gran expectación en los medios de comunicación. Y como es de suponer no únicamente por la calidad artística y técnica de la opera sino porque, como ya es conocido, la historia versa sobre la relación que mantiene dos vaqueros en el ámbito rural de Estados Unidos.

El tenor estadounidense Tom Randle, intérprete del personaje de Jack Twist nos comenta acerca de los personajes de Brokeback Mountain:

“En Brokeback Mountain tenemos a un hombre conservador que lucha contra su cambio interior, frente a otro, Jack, que es el agente del cambio. El público se identifica porque esta lucha va sobre todos nosotros”.

Es por todo esto que la buena aceptación de la obra dependerá de que el público madrileño, tildado con mayor o menor justicia de conservador, vea esta obra con mente abierta y sirva para que reflexione y se dé cuenta que, más allá de la historia de amor gay entre dos hombres,  se muestra una historia humana de aceptación y superación en la que nos podemos ver reflejados cada uno de nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *