Bares de Intercambio Lingüístico

1beer_stationAnteriormente ya hablábamos en el blog de los bares, esos lares ―como apunta la canción― “tan gratos para conversar”. Incluso nos atrevimos con bares temáticos que ofrecían el concepto de bar adaptado a las nuevas tecnologías. Al siglo XXI dirían algunos. Sin embargo, hoy hablaremos de otro bar temático, aún más grato para conversar que los bares típicos. De una actualidad extensa en el tiempo, pues comenzaron a hacer aparición hace años, y no parece que su número vaya a menguar. En todo caso, lo contrario.
Hablamos de los Exchange Conversation Pubs, de los bares de intercambio de conversación, de intercambios lingüísticos y de, como es habitual en un bar, pasarlo bien.

La cada vez mayor demanda de idiomas (esencialmente inglés) obligó a una generación cuyo nivel no era especialmente boyante a reunirse y crear grupos de conversación en inglés para aprender algo, fijar lo aprendido y acostumbrar el oído. Algunos se reunirían en casas, otros en parques y otros preferirían sumergirse en el idioma tomando una caña y alguna que otra tapa. Esta iniciativa, que surgió un par de años antes de 2010, y que a partir de ese año se verá fuertemente impulsada dio lugar a que los propios dueños de los bares dedicaran un día semanal al intercambio idiomático. Algunos prefieren una conversación alrededor de una mesa; otros, tertulias y conferencias; los más tímidos se contentan con un listening de acentos desde el fondo de la barra. Lo más importante es que todos persiguen el mismo fin: pasar un rato agradable al mismo tiempo que practican un idioma.

Así, en Madrid encontramos la Beer Station (Cuesta de Santo Domingo, 22), que con una decoración inspirada en una antigua estación de tren esta cervecería internacional se ha hecho famosa por el ambiente acogedor y su extensa carta de cervezas. Cada semana hay conciertos y monólogos en directo (también en inglés, con cómicos nativos), pero son los jueves a las 22:00 el momento en que más se llena con los intercambios de idiomas.

No únicamente ofertando el inglés, encontramos el Grazie Mile (Mayor, 31), que recoge el sabor culinario de Italia en tapas y cuyo mayor éxito son las fiestas Erasmus, los jueves por la noche.
Si lo que quieres es sumergirte en un ambiente alemán y centroeuropeo, tu opción es La Fábrica (Génova, 21), cervecería que se autodefine como “Biermuseum”.2madrit_intercambio

Saliendo la capital española, encontramos el English Oasis  en Barcelona, que tras convertirse en abanderados de los intercambios internacionales, organizan actividades y encuentros en el Café Salambo (Torrjos, 51) los miércoles, y en el Bar Borneo (Rec, 49) los jueves.
Más al oeste, en la típicamente universitaria Salamanca podemos encontrar ―como no podía ser de otro modo― el Bar Erasmus (Meléndez, 7), donde los miércoles a las 20:00 puedes sentarte a conversar con gente de alrededor de todo el mundo.

Si te encuentras en Sevilla y es el ambiente típicamente irlandés lo que buscas, el Pub Flaherty (Alemanes, 7) satisfará tus deseos mientras tomas one pint of Guiness.
Las noches del litoral valenciano suelen ser más propensas para los intercambios lingüísticos. Los lunes a partir de 20.00 se puede practicar inglés en el Café de las Horas (Almodóvar, 1) o a las 21.00 en The Lounge (Estamiñería Vieja, 2), donde se reúne un amplio grupo de inglés con varios niveles. Sin salir de este local, los martes amplían su oferta al francés e italiano, y los miércoles al alemán.
Aún en el litoral, la Cafetería Ficar (Carratalá, 15) de Alicante realiza intercambios de inglés los miércoles a partir de las 20:00.3intercambio_idioma

Es recomendable, sin embargo, consultar previamente las actividades que se realizarán, ya que para los más tímidos se suelen hacer conversaciones en grupo. También hay karaokes en el idioma correspondiente para los más desinhibidos. Los dueños aseguran que la mayoría de los que van, acaban volviéndose asiduos semanalmente. Y es que, tanto por motivos lúdicos como económicos, a la hora de aprender idiomas esta opción es mejor que cualquier academia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *